Historias de un médico forense | 03 NOV 19

Tres a las tres

Otro magnífico relato del joven médico forense Julio César Guerini que explora las huellas del horror ocultas tras los laberintos de la memoria
Autor/a: Julio César Guerini  

Se despertó todo traspirado. El sudor lo había empapado por completo. Se sentó en la cama y se pasó la mano izquierda por la frente. Parpadeó varias veces para cerciorarse que estaba despierto, mientras trataba de hacer foco en un libro que tenía sobre la mesa de luz. Sentía que el corazón le salía por la boca, las palpitaciones en el cuello, en el pecho, en la cabeza.

Tardó unos segundos en recordar esos tres ruidos sordos como golpes de madera que venían, según le había parecido, de otra parte del departamento. Agarró el celular que estaba junto al libro sobre la mesa de luz y miró la hora. Eran las 3:00 de la madrugada.

Buscó con la vista unas alpargatas negras con suela de yute, que solía tener debajo de la cama, se la puso y fue chancleteando hasta el baño. Dio una vuelta por departamento, chequeó que la puerta estuviera cerrada y se volvió a dormir.

Pasaron un par de días y nuevamente, sintió tres golpes y se despertó exaltado. Los mismos síntomas, el mismo sudor, la misma angustia y el mismo desconcierto. Miró el reloj del celular y nuevamente eran las 03:00 de la madrugada. Repitió el ritual de recorrer el pequeño departamento de barrio Alberdi, pero ya con cierta intranquilidad. Nada. Esta vez, le costó volverse a dormir.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021