¿Cuáles son los períodos críticos? | 26 DIC 18

Aceleración del IMC en la infancia y riesgo de obesidad

Seguimiento del IMC para determinar la edad de mayor vulnerabilidad al aumento de peso en niños
Autor/a: Mandy Geserick, Mandy Vogel, Ruth Gausche, Tobias Lipek, y colaboradores N Engl J Med 2018;379:1303-12
INDICE:  1. Página 1 | 2. Página 2
Página 1

Introducción

La prevalencia global de la obesidad infantil sigue siendo muy alta,(1) y la prevalencia de niveles muy altos de índice de masa corporal (IMC) para la edad también sigue aumentando.(2,3) La mayoría de los adolescentes obesos siguen siéndolo en la edad adulta (4) 

El inicio temprano de la obesidad se asocia con la aparición de complicaciones relacionadas, incluyendo trastornos metabólicos y cardiovasculares, incluso en la infancia,(5,6) y puede conducir a un mayor riesgo de muerte en la edad adulta. (7)

La determinación de la edad a la que se desarrolla la obesidad y la determinación de si hay periodos críticos específicos en la infancia y la adolescencia que se caracterizan por un aumento de peso acelerado y sostenido es importante y puede ayudar en el desarrollo de estrategias preventivas eficaces.(6)

Estudios para predecir el desarrollo de obesidad en base al IMC infantil han sugerido una correlación positiva, pero la mayoría han evaluado los resultados a una edad temprana (8,9) o han tenido una evaluación inicial relativamente tardía, (10) un breve periodo de observación,(11,12) o un pequeño tamaño de muestra.(13-16)

El patrón exacto de la ganancia de peso durante la infancia que lleva a obesidad sostenida no está claro, y garantiza datos longitudinales que cubren todo el rango de edad desde la infancia hasta la adolescencia en una población de un tamaño de muestra apropiado.

En el estudio actual, los autores siguieron la trayectoria del IMC en niños desde la infancia hasta la adolescencia en una gran población para determinar la edad a la que los niños son más vulnerables al aumento de peso excesivo, que en última instancia se traduce en obesidad en la adolescencia.


Métodos

  • Población de estudio

Los autores recuperaron datos del registro de pacientes CrescNet, una red de investigación clínica y científica para el seguimiento de datos de crecimiento en niños.(17) Los pediatras participantes transfieren regularmente datos anónimos de edad, sexo, talla y peso de niños vistos en los controles de salud u otras consultas.

El registro fue aprobado por la Autoridad Federal de Protección de Datos de Saxonia y está registrado en ClinicalTrials.gov.  No hubo acuerdos con respecto a la confidencialidad de los datos entre los patrocinadores y los autores o las instituciones involucradas en este estudio.

Se incluyeron niños que tuvieron al menos una consulta con un pediatra participante entre los 0 y los 14,9 años de edad (“infancia”) y otra consulta entre los 15 y los 18,9 años de edad ("adolescencia"); un total de 51.505 niños con 336.227 puntos de datos cumplieron con estos criterios.

  • Análisis estadístico

Para rastrear los datos de IMC, los niños se clasificaron de acuerdo a grupos de edad específicos:

  • 0 (0,0 a 0,9) años,
  • 1 (1,0 a 1,9) años,
  • 2 (2,0 a 2,9) años, 
  • 14 (14,0 a 14,9) años  
  • 15 a 18 (15,0 a 18,9) años.


Ante datos de múltiples consultas disponibles para un niño en un grupo de edad determinado, se eligió la visita más cercana a la mitad aproximada del rango de edad del grupo de edad (por ejemplo, 0,5 años, 1,5 años o 2,5 años); para el grupo de edad definido como 15 a 18 años, se eligió la visita más cercana a los 15,5 años de edad. Por lo tanto, los niños tuvieron un mínimo de 2 consultas y un máximo de 16, con 1 consulta por grupo de edad.

Los autores convirtieron el IMC y la talla a puntuaciones de desviación estándar aplicando datos de referencia alemanes de acuerdo con las directrices nacionales alemanas actuales.(18)

En consecuencia, los niños se asignaron a grupos que incluyeron

  • bajo peso (puntuación de desviación estándar del IMC de −5 o más a menos de −1,28),
  • peso normal (puntuación de desviación estándar del IMC de −1,28 o más a menos de 1,28),
  • sobrepeso (puntuación de desviación estándar del IMC de 1,28 o más a menos de 1,88), y
  • obesidad (puntuación de desviación estándar del IMC de 1,88 o más a menos de 5).

En análisis retrospectivos, se determinaron los porcentajes de pacientes incluidos en cada uno de estos grupos de peso durante los años de infancia de acuerdo a su grupo de peso en la adolescencia. En análisis prospectivos se calcularon, en base a la categoría de peso de los pacientes en la infancia, los porcentajes cuyo grupo de peso en la adolescencia pasó a ser bajo peso, peso normal, sobrepeso, u obesidad.

Para evaluar el efecto de los cambios anuales en la puntuación de desviación estándar del IMC, se analizaron los datos de niños que tuvieron al menos dos consultas dentro de un intervalo de 1 año durante la infancia y que tuvieron una consulta adicional entre los 15 y 18 años de edad. Se excluyeron los pacientes que tuvieron un aumento o una disminución en la puntuación de desviación estándar del IMC de más de 2,0.

Para comparar el cambio anual en la puntuación de desviación estándar del IMC en la edad preescolar (2 a 6 años) con la de la edad escolar (8 a 12 años), los cambios se estratificaron según el cambio estable en la puntuación de desviación estándar del IMC (cambio de más de −0,2 a menos de 0,2) y el cambio acelerado en la puntuación de desviación estándar del IMC (cambio de 0,2 o más a menos de 2,0), y se calculó la probabilidad y el riesgo relativo de sobrepeso u obesidad (definido como una puntuación de desviación estándar del IMC de 1,28 o más) en la adolescencia.

Se analizó la dinámica del IMC, el cambio en la puntuación de desviación estándar del IMC, y la probabilidad de sobrepeso en la adolescencia en base a tres categorías de peso al nacer:

  • Adecuado para la edad gestacional (puntuación de desviación estándar del peso al nacer de −1,28 o más a menos de 1,28).
     
  • Grande para la edad gestacional (puntuación de desviación estándar del peso al nacer de 1,28 o más).
  • Pequeño para la edad gestacional (puntuación de desviación estándar de peso al nacer de menos de −1,28).

Los análisis según peso al nacer se realizaron en un subgrupo de 3893 adolescentes (con 14.876 puntos de datos).

Además, se analizaron datos del Estudio Infantil LIFE del Centro de Investigación de Leipzig para Enfermedades de la Civilización 19 a fin de investigar el efecto del peso materno sobre la dinámica del IMC en niños.
Todos los análisis del presente estudio se realizaron con el uso del paquete estadístico R, versión 3.4.3.


Resultados

  • Seguimiento del IMC desde la infancia a la adolescencia

Un total de 51.505 niños con 241.715 puntos de datos fueron incluidos en la evaluación del seguimiento del IMC.

En el análisis retrospectivo, se evaluó el porcentaje de niños que tenían bajo peso, peso normal, sobrepeso u obesidad a edades pre-especificadas durante la infancia de acuerdo a su grupo de peso en la adolescencia.

Una mayoría de los adolescentes con peso normal habían tenido un peso normal durante toda su infancia. La mayoría de los adolescentes que eran obesos habían tenido un peso normal cuando eran lactantes, pero a la edad de 5 años, ya tenían sobrepeso (22%) u obesidad (31%); el porcentaje de niños obesos que se convirtieron en adolescentes obesos aumentó continuamente con la edad.

Cuando el grupo de adolescentes de peso normal se estratificó nuevamente de acuerdo con una menor (<0) o mayor (≥0) puntuación de desviación estándar de IMC, se halló que la mayoría de los adolescentes en cada subgrupo se mantuvo en el grupo de peso en el que habían estado al comienzo a los 5 años de edad y que muy pocos niños en el subgrupo de menor peso se volvieron obesos en la adolescencia.

En el análisis prospectivo se evaluó el porcentaje de niños en cada categoría de peso en la adolescencia en relación con el grupo de peso durante la infancia para estimar la probabilidad de que un niño obeso también fuera obeso de adolescente.

Aproximadamente el 50% de los niños que tenían sobrepeso a los 2 años de edad o menos retornaron a un peso normal en la adolescencia, mientras que entre niños obesos a los 3 años de edad, la probabilidad de sobrepeso u obesidad en la adolescencia fue casi del 90%, y sólo una minoría de los niños pequeños con obesidad volvieron a un peso normal.

Los niños delgados (puntuación de desviación estándar del IMC <0) rara vez pasaron a tener sobrepeso u obesidad en la adolescencia. Estos patrones de IMC relacionados con la edad fueron similares en niños y niñas.

  • Aceleración del IMC en la infancia y desarrollo de obesidad en la adolescencia

Para evaluar la edad a la que ocurrió la aceleración más pronunciada del IMC, los autores examinaron el cambio anual en la puntuación de desviación estándar del IMC durante la infancia en relación a la ocurrencia de una puntuación de desviación estándar del IMC de 1,28 o más en la adolescencia.

Se evaluó un total de 34.196 pacientes con 245.092 consultas. El cambio medio anual general (± DE) en la puntuación de desviación estándar del IMC fue de 0,020 ± 0,001.

La puntuación media de la desviación estándar del IMC y el cambio anual en la puntuación media de la desviación estándar del IMC fueron estables entre los niños con bajo peso o peso normal, permaneciendo cerca de la puntuación media esperada de desviación estándar del IMC de 0, mientras que los niños con sobrepeso u obesidad ya tenían una puntuación de desviación estándar de IMC elevada en la infancia que aumentó continuamente a lo largo de la misma.

Por lo tanto, la puntuación de desviación estándar del IMC fue mucho más estable entre los adolescentes del grupo de peso normal que entre los del grupo de sobrepeso u obesidad.

Entre los adolescentes con sobrepeso y obesos, la mayor aceleración en la puntuación de desviación estándar del IMC había ocurrido entre los 2 y 6 años de edad, y el cambio anual en la puntuación de desviación estándar del IMC se mantuvo positivo (aunque a menor ritmo) a partir de entonces, lo que condujo a un mayor grado de obesidad. Se halló que estos patrones fueron similares en niños y niñas.

La mayor acumulación de peso ocurrió en la primera infancia con un aumento constante en la puntuación de desviación estándar del IMC a partir de entonces, lo que finalmente llevó al sobrepeso o la obesidad.

La probabilidad de sobrepeso u obesidad en la adolescencia fue mayor entre los niños que habían tenido un cambio anual acelerado en la puntuación de desviación estándar del IMC (cambio de 0,2 o más a menos de 2,0) durante los años preescolares (pero no entre los que habían tenido un cambio acelerado durante los años escolares) que entre aquellos cuyo IMC había sido estable (cambio de más de −0,2 a menos de 0,2) durante el años preescolares (28,6% vs. 20%; riesgo relativo, 1,43; Intervalo de confianza del 95% [IC 95%], 1,35 a 1,49).

  • Efecto del peso al nacer en la dinámica del IMC durante la infancia y la adolescencia

Los niños grandes para la edad gestacional al nacimiento continuaron teniendo un IMC consistentemente mayor durante la infancia y la adolescencia que los niños que tenían un peso adecuado o eran pequeños para la edad gestacional.

El cambio anual en la puntuación de desviación estándar del IMC se mantuvo relativamente estable en todos los tres grupos de peso al nacer. Casi la mitad (43,7%) de los niños grandes para la edad gestacional al nacer tenían sobrepeso u obesidad en la adolescencia, mientras que menos del 30% de los niños que tenían un peso adecuado para la edad gestacional o eran pequeños para la edad gestacional se convirtieron en adolescentes con sobrepeso u obesidad (P <0,001), lo que implica un riesgo relativo de sobrepeso o obesidad de 1,55 (IC 95% 1,38 a 1,74) entre los adolescentes que habían sido grandes para la edad gestacional al nacer.

Por el contrario, el 17,3% de los adolescentes con sobrepeso u obesidad habían sido grandes para la edad gestacional al nacer, mientras que solo el 9,6% de los adolescentes con peso normal o bajo peso habían sido grandes para la edad gestacional.

Por lo tanto, ser grande al nacer confirió un riesgo significativo de obesidad durante la infancia y la adolescencia, pero la dinámica de los patrones de IMC (es decir, cuando la obesidad se manifestó por primera vez) fue similar entre los diversos grupos de peso al nacer.

  • Efecto del peso materno en la dinámica del IMC durante la infancia

Se analizaron datos de 1618 parejas madre-hijo del Estudio Infantil LIFE19 para evaluar el efecto del peso materno en el desarrollo dinámico del IMC en niños. Se halló que los hijos de madres con sobrepeso u obesidad tuvieron mayores pesos de nacimiento y, a partir de entonces, un IMC cada vez más alto que los hijos de madres sin sobrepeso u obesidad.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022