Género y salud mental | 03 FEB 19

Desigualdad entre los sexos en los trastornos depresivos

Las desigualdades sociales repercuten de manera diferente en la salud mental en hombres y mujeres
INDICE:  1. Página 1 | 2. Página 2
Página 1

Introducción

Según la Organización Mundial de la Salud, los trastornos depresivos afectan a 350 millones de personas en el mundo, con diferencias entre los sexos, ya que las mujeres tienen una probabilidad cercana al doble de padecer enfermedades mentales en comparación con los hombres.

Si bien esta desigualdad se observa en diferentes contextos sociales, regiones geográficas, sociedades y poblaciones, las investigaciones sobre los nexos entre los impactos de las inequidades sociales y la disparidad entre los sexos son limitadas.

Cada vez más estudios indican que los trastornos psiquiátricos son, en gran medida, causados por la combinación de estrés y de factores del entorno, neurobiológicos y genéticos, y la limitación en su comprensión y conocimiento representa una barrera importante para el surgimiento de tratamientos eficaces contra ellos.

Mediante la utilización de diversos modelos estadísticos se estudió la relación entre las las disparidades de sexo y los factores socioeconómicos en cuanto a la salud mental, y se hizo hincapié en las desigualdades según el sexo y la riqueza.

Por ello, el objetivo de este trabajo fue identificar si las diferencias de sexo en relación con la salud mental se vinculan a las desigualdades sociales y si las mujeres responden de manera diferente al estrés provocado por la inequidad social, término que, para los propósitos del estudio, incluyó las desigualdades en el sexo y en el patrimonio.


Métodos

Para la realización de este trabajo, se obtuvieron datos sobre salud mental según la información publicada en el sitio de Internet de la Global Burden of Disease datasets (GBD) y se analizaron diferentes parámetros socioeconómicos, como el Gender Inequality Index (GII, índice de desigualdad de sexo); el índice GINI, que mide el nivel de desigualdad en la riqueza entre los habitantes de una región; y el producto bruto interno (PBI), de acuerdo con la información proporcionada en las bases de datos del Banco Mundial y del Foro Económico Mundial de mayo de 2016.

Para la obtención de un conjunto de datos más completo e integral sobre la salud mental, se incluyeron todas las definiciones de casos clínicos que concordaban con la descripción de los criterios diagnósticos de la International Classification of Diseases (ICD, Clasificación internacional de las enfermedades) o del Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM®, Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales).

La primera variable dependiente empleada en este trabajo fue el cociente logarítmico de la tasa de trastornos depresivos entre mujeres y hombres (RRFM-log) por cada 100 000 afecciones depresivas. La segunda fue la cantidad de años de vida ajustados por discapacidad (disability-adjusted life years, DALY) para las tasas de enfermedades depresivas por cada 100 000 personas (DDRP) para cada uno de los sexos.

Se utilizaron, además, variables independientes, como los datos aportados por los índices GINI y GII, que incluyen 3 áreas: empoderamiento, salud reproductiva y mercado laboral. Ambos índices varían entre 0 y 1, y su valor más alto determina un mayor grado de desigualdad. También se utilizó el PBI, que determina el valor monetario de todos los bienes y servicios en un período específico.

Las variables de control incluyeron la edad y las regiones geográficas. Se analizó la información sobre la salud mental proporcionada por 122 países.

Para los análisis estadísticos, se crearon 6 modelos diferentes. En 3 de ellos, el RRFM-log fue la variable dependiente, mientras que los índices GII, GINI, PBI, región geográfica y edad fueron las variables independientes.

En los restantes 3 modelos, se evaluó si la tasa por cada 100 000 trastornos depresivos tuvo una relación directa con cualquiera de los factores socioeconómicos para hombres y mujeres; se emplearon las DDRP para cada uno de los sexos como variables dependientes, y GII, GINI y PBI como variables independientes.


Resultados

Las desigualdades sociales repercuten de manera diferente en la salud mental en hombres y mujeres

Entre 1990 y 2015, las tasas de afecciones depresivas por cada 100 000 habitantes se mantuvieron relativamente estables entre hombres y mujeres. Para las 7 regiones geográficas que se tuvieron en cuenta (Asia del Este y Pacífico, Europa y Asia Central, América Latina y Caribe, Medio Oriente y Norte de África, América del Norte, Sur de Asia y África subsahariana), la media del número de trastornos depresivos fue casi del doble en las mujeres, en comparación con la de los hombres.

Sobre la base de los datos proporcionados por la GBD, en el área del África subsahariana se observó el mayor número de estos trastornos tanto en las mujeres como en los varones (453 705 y 225 474, respectivamente), y los más bajos, en la región de Asia del Este y Pacífico (190 818 para las mujeres y 60 777 para los varones).

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023