Resultados favorables en mujeres | 13 OCT 17

¿Puede aumentar la ingesta de agua reducir las infecciones urinarias?

Añadir más agua a la rutina diaria redujo las probabilidades de las infecciones

Beber bastante agua cada día podría tener un beneficio inesperado: evitar las infecciones del tracto urinario (ITU), informa un nuevo estudio.

Las mujeres jóvenes que sufrían de ITU que bebieron 6 tazas adicionales de agua cada día tenían casi la mitad de probabilidades (un 48 por ciento) que un grupo de control de tener otra infección, mostró el estudio.

El grupo del agua también redujo su uso de antibióticos en más o menos la mitad, en un 47 por ciento.

Además, el tiempo que pasó antes de la próxima ITU de una mujer y entre las infecciones recurrentes fue mayor en el grupo del agua que en el grupo de control.

Las mujeres son más propensas que los hombres a las ITU, en parte debido a su anatomía. Una uretra más corta hace que sea más fácil que las bacterias del recto entren en la vagina y se desplacen a la vejiga.

El autor del estudio, el Dr. Thomas Hooton, dijo que se cree que aumentar la ingesta de líquidos reduce el riesgo de ITU de dos formas:

  1. evitar que las bacterias se adhieran a la vejiga
  2. reducir la concentración general de bacterias que podrían provocar una infección.

"Se sabía, o al menos se pensaba, que eliminar con agua las bacterias de la vejiga ofrece protección. Este estudio sugiere que así es", dijo Hooton, director clínico de la división de enfermedades infecciosas en la Facultad de Medicina de la Universidad de Miami.

El Dr. Hunter Wessells, que no participó en el estudio, dijo que la ingesta adicional de líquidos fue "sustancial", lo que condujo a un aumento correspondiente en la producción de orina.

"Por supuesto, la producción de orina es el factor clave que lleva al efecto observado en el estudio", dijo Wessells, presidente del departamento de urología de la Universidad de Washington, en Seattle.

La Dra. Susan Bleasdale, directora médica de control de la infección en la Universidad de Illinois, en Chicago, afirmó que el estudio "cambia el panorama" en los programas de "administración" de antibióticos que buscan reducir el uso inadecuado de esos medicamentos.

Citó una revisión de 2010 que estimó que entre 11 y 12 millones de mujeres al año sufren de una ITU, lo que conforma 1.6 mil millones de recetas de antibióticos al año.

"Quizá ni tengamos que usar antibióticos", planteó.

En el estudio, realizado en Bulgaria, participaron 140 mujeres premenopáusicas sanas que tuvieron al menos tres ITU en el año anterior. Todas reportaron una ingesta baja de líquidos. Bebían unas cuatro tazas de líquidos al día, lo que incluía dos tazas de agua al día.

Se pidió a la mitad de las mujeres del estudio que consumieran 1.5 litros de agua, unas 6 tazas, cada día además de su ingesta usual de líquidos diaria. En concreto, se les pidió que comenzaran a beber una botella de agua de 1/2 litro en cada comida, y a terminar cada botella antes de la siguiente comida.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022