Glucemia e insulinemia antes del tratamiento modifican los resultados | 09 DIC 17

Biomarcadores pronósticos del éxito de una dieta

Los pacientes con glucemia en ayunas elevada pueden lograr un descenso considerable del peso cuando consumen una dieta con baja carga glucémica
Autor/a: Hjorth MF, Ritz C, Blaak EE Am J Clin Nutr 2017
INDICE:  1. Página 1 | 2. Referencias bibliográficas
Página 1

Resumen

  • Se estudiaron los valores de la glucemia y de la insulina, ambos en ayunas como marcadores pronóstios del éxito del descenso de peso y el mantenimiento del mismo a través de dietas con diferentes cargas glucémicas o diferente contenido de fibra y granos enteros Se evaluaron en tres estudios aleatorizados de participantes con sobrepeso u obesidad.
     
  • La conclusión fue que los valores altos de glucemia en ayunas antes del tratamiento indican éxito con la dieta y mantenimiento del peso logrado entre pacientes con sobrepeso que consumen dietas con baja carga glucémica o con grandes cantidades de fibra y granos enteros.

INTRODUCCIÓN

Las intervenciones y políticas actuales para detener el aumento del sobrepeso y la obesidad fracasaron en la mayoría de los países, de modo que son necesarias opciones preventivas y terapéuticas más eficaces. El consejo de comer menos y hacer más ejercicio parece razonable, pero no ha sido eficaz para contener la epidemia de obesidad.

Este fracaso solo nos enseñó que las cantidades de macronutrientes específicos son de poca importancia mientras se enseñe una dieta con el entusiasmo y la persistencia necesarias para que las personas la sigan (2, 3). Este fracaso quizás también implique que ninguna dieta es útil para todas las necesidades, lo que justifica la búsqueda de biomarcadores que puedan pronosticar que el descenso de peso y el mantenimiento del mismo serán exitosos y que permitan elegir la dieta más eficiente en cada caso.

Pocos estudios intervencionistas relativamente pequeños (n = 21–81) compararon el adelgazamiento obtenido al consumir dietas bajas en hidratos de carbono (carga glucémica baja) y dietas bajas en grasa (carga glucémica alta) mientras estratificaban según los valores de insulina en ayunas (IA) (4, 5) y de secreción de insulina (6–8). Cornier et al. (4) hallaron que los participantes obesos con IA >15 µU/ml adelgazaron más al consumir una dieta baja en hidratos de carbono y rica en grasas, que con una dieta baja en grasas y rica en hidratos de carbono, mientras que el resultado fue opuesto entre los participantes con IA >10 µU/ml.

Además, los participantes con sobrepeso u obesidad con concentración de insulina superior a la mediana 30 min después de una prueba de tolerancia oral a la glucosa adelgazaron más con el consumo a voluntad de una dieta con baja carga glucémica que con una dieta con baja carga de grasas (alta carga glucémica), mientras que no se observó diferencia entre los participantes con concentraciones de insulina inferiores a la mediana (7, 8).

Otros dos estudios no pudieron replicar este resultado (5, 6). Ninguno de estos estudios investigó el estado glucémico pretratamiento como marcador pronóstico de descenso de peso con la dieta y mantenimiento del mismo con diferentes dietas.

El objetivo de este estudio fue investigar la glucemia en ayunas (GA) y la IA como marcadores pronósticos de descenso de peso y mantenimiento del mismo cuando se los asignó a pares de dietas con contenido variable de macronutrientes, carga glucémica y contenido de fibra y granos enteros de tres estudios clínicos aleatorizados. El propósito fue hallar la mejor dieta para pacientes con diferentes valores de glucemia e insulinemia.


► MÉTODOS

Se reanalizaron tres estudios clínicos aleatorizados—el estudio DiOGenes (Diet, Obesity, and Genes) efectuado en ocho países europeos (9, 10); el Optimal well-being, development and health for Danish children through a healthy New Nordic Diet (OPUS) Supermarket intervention (SHOPUS) efectuado en Dinamarca (11); y el estudio NUGENOB (Nutrient-Gene Interactions in Human Obesity) efectuado en siete países europeos (12).

Como parte del estudio de mantenimiento del peso DiOGenes, se asignó aleatoriamente a 316 participantes con sobrepeso u obesidad tras perder ≥8% de la masa corporal durante una fase de ocho semanas de bajas calorías, a una dieta de mantenimiento del peso durante 26 semanas con baja carga glucémica a voluntad (hidratos de carbono e índice glucémico bajos) o con alta carga glucémica (hidratos de carbono e índice glucémico altos).

El contenido de grasas fue constante (aproximadamente el 30% de las calorías) en ambas dietas. Antes de la fase de adelgazamiento, se tomaron muestras de sangre de los participantes en ayunas y se analizaron la GA y la IA. Los participantes registraron en un diario el peso de los alimentos consumidos durante tres días consecutivos al término de la intervención. También se registraron la talla y el peso antes de la fase inicial de adelgazamiento. Durante el período de mantenimiento del peso, este se controló en las semanas 2, 4, 6, 10, 14, 18, 22, y 26.

En el estudio SHOPUS, se aleatorizó a 181 hombres y mujeres obesos para recibir durante 26 semanas la Nueva Dieta Nórdica (New Nordic Diet NND o una dieta de control. La composición de macronutrientes de la NND se basó sobre las Nordic Nutrition Recommendations (13), pero con contenido proteico ligeramente mayor, mientras que la dieta de control se diseñó para tener la misma composición de macronutrientes de la alimentación promedio que se consume en Dinamarca (14), es decir con un contenido en grasa ligeramente mayor.

La NND se caracteriza por grandes cantidades de fibra, granos enteros, frutas, frutos del bosque, y verduras (11). El índice glucémico de las dietas no se evaluó. Se obtuvieron muestras sanguíneas en ayunas al inicio, para analizar la GA y la IA. La talla se midió al inicio y el peso se controló en la aleatorización y en las semanas 2, 4, 8, 12, 16, 20, 24, y 26.

En el estudio NUGENOB se aleatorizó a 771 participantes obesos para recibir una dieta hipocalórica baja en grasas y rica en hidratos de carbono o bien rica en grasas y baja en hidratos de carbono (<600 kcal/día) durante 10 semanas. El contenido de proteínas se mantuvo constante en ambas dietas. El índice glucémico no se evaluó. Se obtuvieron muestras de sangre al inicio para analizar la GA y la IA. El consumo alimentario durante la intervención se calculó del registro de seis días en que se pesaron los alimentos consumidos. La talla se midió al inicio y el peso se controló semanalmente.

Sobre la base de la GA antes del tratamiento, los participantes se clasificaron como normoglucémicos (GA 5,6 mmol/l), prediabéticos (GA 5,6–6,9 mmol/l) o diabéticos (GA ≥7,0 mmol/l) (15). Solo el estudio NUGENOB incluyó participantes diabéticos. No existe una clasificación similar basada sobre las concentraciones absolutas de IA.

Los autores de este artículo emplearon los valores de la mediana entre los participantes prediabéticos como los puntos de corte (en cada uno de los tres estudios por separado) para clasificar a los participantes con IA alta o baja. Por último, la clasificación de GA e IA también se combinó para asignar cuatro grupos de participantes. Debido a que en el estudio NUGENOB el número de participantes diabéticos fue pequeño, se redujo el punto de corte de la GA a 6,4 mmol/l cuando se combinó con la IA.


► RESULTADOS

En los tres estudios, los participantes con prediabetes fueron de más edad y tenían mayor peso o IMC al inicio que los normoglucémicos (P< 0,05). Las correlaciones entre la GA y la IA en los tres estudios fueron bajas, pero significativas (0,005).

Estudio DiOGenes Tras una mediana de descenso de peso de 10,3 kg:
  • Los participantes prediabéticos que consumieron a voluntad la dieta con alta carga glucémica durante 26 semanas recuperaron 5,83 kg.
     
  • (P <0,001) más que el grupo que consumió la dieta con baja carga glucémica.
     
  • Los participantes normoglucémicos recuperaron solo 1,44 kg más. (P = 0,003).
     
  •  Por consiguiente, se halló una diferencia de 4,39 kg (P <0,001) en respuesta a las dietas entre los participantes normoglucémicos y los prediabéticos.
     
  •  Los participantes con IA baja recuperaron 2,27 kg (P <0,001)  más al consumir la dieta con alta carga glucémica que los que consumieron la dieta con baja carga glucémica.
     
  •  No se observó diferencia para los participantes IA alta (P = 0,24).
     
  • Por consiguiente, no se halló diferencia en el grado de respuesta a las dietas entre los participantes con IA alta y baja (P = 0.14).
     
  • Los participantes prediabéticos con bajo IA que consumieron la dieta con alta carga glucémica recuperaron 7,78 kg (P< 0,001) más que los que consumieron la dieta con baja carga glucémica.
     
  • No se observó diferencia para los participantes normoglucémicos con IA alta (P= 0,19).
     
  • La correlación entre la GA y el aumento de peso durante la intervención fue - 0,14 (P = 0,14) con la dieta con baja carga glucémica y 0,22 (P = 0,028) con la dieta con alta carga glucémica.
≈ Estudio SHOPUS
  • Los participantes prediabéticos adelgazaron 6,04 kg (P < 0,001) más al consumir a voluntad la NND durante 26 semanas que con la dieta de control.
     
  • Los participantes normoglucémicos adelgazaron solo 2,20 kg (P < 0,001) más.
     
  • Por consiguiente, se halló una diferencia en el grado de respuesta a las dietas de 3,84 kg (P = 0,001) entre los participantes normoglucémicos y los prediabéticos.
     
  • Los participantes con IA baja adelgazaron 4,09 kg (P < 0,001) más consumiendo la dieta NND que la dieta de control, mientras que los participantes con IA alta adelgazaron solo 1,61 kg más. (P = 0,02).
     
  •  Por consiguiente, se halló una diferencia de 2,48 kg en el grado de respuesta entre los participantes con IA alta y baja.
     
  •  Los participantes prediabéticos con IA baja adelgazaron 6,27 kg (P < 0,001) más al consumir la dieta NND que la dieta de control.
     
  • No se observó diferencia para los participantes normoglucémicos con IA alta.
     
  • . La correlación entre la GA y el aumento de peso fue -0,29 (P = 0,005) en la dieta NND y 0,01 (P = 0,92) en la dieta de control.
 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023