Una guía para el médico práctico | 07 FEB 21

Cómo explorar los pensamientos suicidas

Muchos médicos se preocupan de la mejor manera de evaluar el riesgo de suicidio en las personas que se presentan con pensamientos de hacer daño a sí mismos
Autor/a: Lindsey Sinclair, Richard Leach Fuente: BMJ 2017; 356 doi: https://doi.org/10.1136/bmj.j1128 Exploring thoughts of suicide
INDICE:  1. Página 1 | 2. Referencias bibliográficas
Página 1

Lo que necesita saber

  • Preguntar acerca del suicidio no hará que los pacientes tengan más probabilidades de hacerse daño.
     
  • Identificar los factores de riesgo para el suicidio, pero también preguntar sobre los factores de protección.
     
  • Preguntar sobre el suicidio permite a los médicos medir el riesgo y formular un plan de tratamiento


Viñeta clínica

Un hombre de 50 años describe una sensación de mal humor. Recientemente perdió su trabajo y su esposa lo dejó. Durante la consulta menciona que su vida ya no vale la pena ser vivida. El Dr. Smith está preocupado acerca de cómo dar seguimiento a este comentario; el paciente está haciendo un mal contacto visual.

Introducción

Muchos médicos se preocupan de la mejor manera de evaluar el riesgo de suicidio en las personas que se presentan con pensamientos de hacer daño a sí mismos.

El tema del suicidio es difícil de investigar y, en consecuencia, gran parte de la evidencia es de baja calidad. En un reciente estudio cualitativo los médicos generalistas en el Reino Unido informaron que les resultaba difícil identificar quién era "realmente" suicida, evaluar eficazmente el riesgo y manejar a pacientes con riesgo de suicidio.1 Los pacientes que se auto-lesionaban repetidamente pueden evocar emociones poderosas y contradictorias en el proveedor de atención médica, como la ira, el miedo o el deseo de salvarlos.2

Los médicos no deben temer preguntar acerca del suicidio.

Un artículo de revisión no identificó ningún estudio en el cual el hecho de preguntar acerca de la ideación suicida haya aumentado el riesgo de un nuevo intento3.

Este artículo sugiere cómo evaluar a alguien que tiene pensamientos de terminar con su vida, realizar una evaluación del riesgo y decidir quién podría beneficiarse más con la asistencia de un equipo especializado en salud mental.

¿Qué tan comunes son los pensamientos suicidas y los intentos de suicidio?

El suicidio en sí mismo es un evento raro. En el 2014 hubo 10.8 muertes por suicidio por 100.000 habitantes en el Reino Unido.4 Entre el 3,5% y el 5% de las personas reportaron pensamientos suicidas en el último año, pero sólo el 0,5% -0,7% de las personas intentaron terminar con su vida según datos del Reino Unido y de los Estados Unidos.5,6 El estudio del Reino Unido encontró que en el transcurso de toda una vida, hasta una quinta parte de la población general informó tener pensamientos de poner fin a su vida.6

¿Cómo pueden los médicos distinguir a las personas con alto riesgo de suicidio?

Un metaanálisis reciente de estudios que analizaron los factores de riesgo de auto daño y de suicidio encontró sólo cuatro factores con evidencia fuerte para apoyarlos:

  • Episodios anteriores de daño a sí mismo
  • Género masculino
  • Estar desempleado
  • Tener problemas de salud física.7

Estos factores son tan comunes, sin embargo, que es poco probable que ayuden a la toma de decisiones clínicas.

Posiblemente sea de uso más clínico la investigación confidencial del Reino Unido sobre suicidios. Este informe que cubre 20 años de datos en Inglaterra, identificó características en individuos que murieron por suicidio (tabla 1).8

Resumen de las características de los pacientes identificadas en la investigación confidencial nacional y una comparación con las tasas en la población general.

  • Vivir solo
  • Estar soltero
  • Dependencia de drogas / alcohol
  • Enfermedad mental activa

¿Hay factores de riesgo que usted puede cambiar?

La mayoría de los psiquiatras practicantes dividen los factores de riesgo en dinámicos y estáticos o estables.12 Los factores de riesgo estáticos no son susceptibles de cambio y tienden a ser demográficos (por ejemplo, el género o tener antecedentes de auto-daño). Los factores de riesgo dinámicos, por otra parte, pueden variar y podrían ser susceptibles de cambio.

Por ejemplo, alguien estaría en mayor riesgo si su depresión no se tratara, en comparación con una persona que había sido adecuadamente tratada de tal manera que su estado de ánimo vuelva a la normalidad.

Otros factores de riesgo dinámicos incluyen el acceso a los métodos de auto daño (como un arma), la desinhibición debida a la intoxicación, el uso indebido de sustancias, el vivir solo, el desempleo, los problemas de relación y las dificultades con la resolución de problemas.2

Tener en cuenta qué factores de riesgo podrían ser susceptibles de cambio Puede ayudar a diseñar un plan de manejo.13 Sin embargo, el peso de todos estos factores puede ser complejo y los esfuerzos por producir algoritmos para predecir el riesgo basado en factores de riesgo no han tenido éxito.

¿Existen factores protectores?

Los factores de protección pueden reducir el riesgo de que alguien se muera por suicidio.13 Los ejemplos incluyen2

  • Una fuerte fe religiosa
  • Apoyo familiar para encontrar soluciones alternativas a sus problemas
  • Tener hijos en casa
  • Un sentido de responsabilidad por los demás
  • Habilidades para resolver problemas
 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021