¿Cuál sería la causa? | 26 OCT 16

El embarazo podría aumentar el riesgo de ACV en las mujeres más jóvenes, según un estudio

Pero el riesgo absoluto es muy bajo; los investigadores no están seguros de los motivos

El embarazo podría aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular (ACV) en las mujeres más jóvenes, en comparación con sus pares no embarazadas, sugiere un estudio reciente.

Aunque el riesgo general en las mujeres más jóvenes es muy bajo, parece aumentar durante y después del embarazo, según los autores del estudio.
No está claro por qué el riesgo parece existir, aunque los investigadores señalaron que la preeclampsia (una presión arterial peligrosamente alta durante el embarazo) podría tener un rol.

"Deberíamos tener cuidado de no interpretar de más estos resultados", dijo la autora del estudio, la Dra. Eliza Miller, neuróloga vascular del Hospital Presbiteriano de Nueva York/Centro Médico de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

Aun así, "uno de cada cinco ACV en las mujeres menores de 35 años en nuestro estudio se relacionaba con el embarazo, mientras que en el grupo de a partir de 35 años de edad era más bien uno de cada cien", comentó.

¿Cómo parecen afectar el embarazo y sus secuelas al riesgo de ACV de las mujeres?

"Sabemos a partir de estudios que el embarazo, sobre todo el tercer trimestre y el periodo postparto, es un momento de mayor riesgo de ACV para las mujeres en edad fértil", dijo Miller. "Sigue siendo un evento raro, más o menos de 34 por cada 100,000 partos".

"Pero para ponerlo en perspectiva, es más de cuatro veces más alto que la incidencia de cáncer cervical, otra terrible enfermedad que afecta a las mujeres en este grupo de edad", añadió.

Según Miller, hay muchas preguntas sin respuesta que evitan que los médicos comprendan quién tiene el mayor riesgo.

"No tenemos buenas formas de predecir quién podría sufrir (un ACV)", pero hay evidencias de que la cantidad de ACV está en aumento, advirtió.

En el nuevo estudio, los investigadores observaron estadísticas de mujeres que sufrieron ACV y ataques similares en el estado de Nueva York entre 2003 y 2012. Encontraron más de 19,000 casos de chicas y mujeres de 12 a 55 años hospitalizadas por ACV, incluyendo casi 800 que ocurrieron durante el embarazo o en un plazo de seis semanas del parto.
La incidencia general de ACV asociado con el embarazo fue más alta en las mujeres mayores, con unos 47 por cada 100,000 partos en el grupo de más edad (de 45 a 55), frente a 14 por cada 100,000 partos en el grupo más joven (de 12 a 24), dijo Miller.

Pero el análisis estadístico mostró que cuando esas mujeres se compararon con sus pares de la misma edad que no estaban embarazadas "el embarazo aumentó el riesgo de accidente cerebrovascular de forma significativa en las mujeres menores de 35, pero no pareció aumentar el riesgo de ACV en las mujeres mayores de 35. En el grupo más joven, de 12 a 24 años, el embarazo se asoció con un riesgo de ACV de más del doble. Y en el grupo de 25 a 34, el embarazo se asoció con un aumento de un 60 por ciento en el riesgo de ACV. En las mujeres de a partir de 35 años, el embarazo no pareció aumentar el riesgo de ACV", señaló Miller.

¿Podrían las mujeres embarazadas más jóvenes sufrir más ACV que sus pares no embarazadas porque tienen un riesgo más alto debido a una peor salud? Las cifras sugieren algo distinto.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022