Estimación del riesgo de ACV | 30 ABR 15

Resonancia magnética cardíaca en pacientes con fibrilación auricular

Las resonancias magnéticas podrían ayudar a estimar el riesgo de ataque cerebral en personas con fibrilación auricular.

Robert Preidt

Una resonancia magnética (RMN) especial del corazón puede ayudar a detectar a personas con fibrilación auricular, un trastorno común del ritmo cardiaco, las cuales tienen un alto riesgo de sufrir un ataque cerebral, según mostró un nuevo estudio.

El estudio también cuestionó el mecanismo que vincula la fibrilación auricular con un riesgo mayor de sufrir un ataque cerebral, de acuerdo con el equipo que reportó los descubrimientos el 27 de abril en la revista Journal of the American Heart Association.

El ritmo cardiaco irregular puede aumentar el riesgo de un ataque cerebral, pero es difícil determinar cuáles de los 6 millones de estadounidenses que según cálculos padecen fibrilación auricular tienen un riesgo mayor de un ataque cerebral y deben ser tratados con anticoagulantes.

En el nuevo estudio, el equipo liderado por el doctor Hiroshi Ashikaga, de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, usó resonancias magnéticas especiales con captura de movimiento en 169 pacientes con fibrilación auricular, de entre 49 y 69 años de edad. La prueba combinó resonancias magnéticas estándar con software que captura el movimiento que analizó el movimiento del miocardio, según explicó el equipo.

El estudio reveló que una alteración específica en la función de la aurícula izquierda, una de las cuatro cámaras del corazón, podría ser una señal de riesgo de ataque cerebral.

"Nuestra investigación sugirió que ciertas características de la cámara superior izquierda del corazón que son fácilmente visibles en una resonancia magnética del corazón pueden ser la prueba más clara que necesitamos para diferenciar a los pacientes de bajo riesgo de los de alto riesgo", dijo Ashikaga, profesor asistente de medicina e ingeniería biomédica en la escuela, en un comunicado de prensa de Hopkins.

Los investigadores señalaron que ser capaces de identificar a los pacientes con fibrilación auricular y alto riesgo de sufrir un ataque cerebral es importante porque eso ayudaría a los médicos a sopesar el riesgo de ataque cerebral con los efectos secundarios serios que presenta recetar anticoagulantes para reducir ese riesgo.

No está claro porqué la alteración en la función de la aurícula izquierda incrementa el riesgo de un ataque cerebral, pero podría estar vinculada con un flujo más lento de la sangre, lo que incrementa el riesgo de coágulos sanguíneos que pueden llevar a un ataque cerebral, dijeron los investigadores.

"Una alteración en la función en la aurícula izquierda del corazón puede llevar a un ataque cerebral independientemente de la alteración en el ritmo cardiaco", explicó el doctor Joao Lima, profesor de medicina y radiología en la escuela de medicina y director de imaginología cardiovascular en el Hospital Johns Hopkins. Ashikaga y él creen que la alteración en la función de esa cámara del corazón podría ocurrir incluso en gente que no presenta fibrilación auricular.

"Tal vez cuando se trata del riesgo de ataque cerebral y la fibrilación auricular, hemos estados persiguiendo al sospechoso incorrecto todo este tiempo", dijo Ashikaga. "Tal vez la fibrilación auricular en sí misma no es la verdadera culpable y la disfunción en la aurícula izquierda del corazón es el verdadero villano. Es una posibilidad que tenemos que considerar y lo haremos en un próximo estudio".

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022