Es un disruptor endocrino | 27 OCT 14

Bisfenol A podría filtrarse hasta la piel desde los recibos de cajero

Unos productos para el cuidado de la piel también podrían aumentar la absorción del bisfenol A, según un estudio.

Tocar los recibos de cajero puede aumentar dramáticamente la absorción corporal de una sustancia potencialmente peligrosa: el bisfenol A (BPA), según unos investigadores.

El BPA, originalmente creado como un complemento de estrógenos, se ha relacionado con problemas de desarrollo de los bebés y los niños, y con el cáncer, la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardiacas en los adultos, afirman los investigadores.

La sustancia se encuentra en muchos productos, desde las botellas de agua de plástico al revestimiento de las latas de alimentos. También se usa como desarrollador de impresión en el papel térmico de los boletos de avión y de tiendas y de los recibos de los cajeros automáticos, según los investigadores.

"El papel térmico se usa normalmente para los recibos de cajero en los restaurantes, lo que hace probable que se produzca la contaminación con BPA de los alimentos a partir de los dedos y las manos", afirmó la autora del estudio, Julia Taylor, profesora asistente de la división de ciencias biológicas de la Universidad de Missouri.

Dado que el BPA es un disruptor endocrino, los riesgos para la salud en los seres humanos son considerables, señala Taylor.

"El BPA del papel térmico puede absorberse hasta la sangre rápidamente. A los niveles medidos en este estudio, muchas enfermedades como la diabetes y trastornos como la obesidad podrían aumentar", dijo Taylor.

Una sustancia similar usada para reemplazar al BPA en el papel térmico también "puede suponer una amenaza para la salud de los seres humanos", añadió. "El manejo [de los recibos de papel térmico] debería reducirse hasta un mínimo".

Además, unos productos usados habitualmente para el cuidado de la piel parecen aumentar la tasa de absorción del BPA, señaló Taylor.

Para realizar el estudio, publicado el 22 de octubre en la revista en línea PLOS One, el equipo de Taylor hizo que unas personas tocaran los recibos de cajero después de usar un desinfectante para las manos. Los investigadores tomaron muestras de sangre y orina.

Hallaron que el BPA de estos recibos se filtraba en la piel de los participantes, lo que aumentaba en gran medida la cantidad de BPA en su cuerpo. El desinfectante para las manos aumentó la tasa de absorción, dijeron los investigadores.

Para imitar el comportamiento en los restaurantes de comida rápida, se dio a algunos participantes papas fritas para que las comieran con sus manos después de tocar recibos cubiertos de BPA. También aquí observaron los investigadores que el BPA se absorbió rápidamente en la piel.

Taylor comentó que dado que el BPA se usa de forma tan generalizada, puede detectarse en la orina de más del 90 por ciento de los estadounidenses.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022