Si no identifican el sobrepeso, no harán nada | 06 FEB 14

Los padres subestiman el peso de sus hijos

El 51 por ciento de los padres dijo que su hijo con sobrepeso tenía un peso normal o estaba algo por debajo.
Fuente: Reuters 

Por Genevra Pittman

La mitad de los padres de niños con sobrepeso u obesidad piensa que sus hijos son más delgados de lo que indica la balanza, según demuestra una revisión de los estudios publicados.

En 69 estudios con más de 15.000 niños, los autores hallaron que muchos padres con un hijo con sobrepeso decía que su hijo o su hija tenía un peso saludable o quizá menos y que padres de niños obesos pensaban que sus hijos tenían un peso normal o algo de sobrepeso.

"Sabemos que los padres tiene un papel clave en la prevención de la obesidad infantil y que las intervenciones más exitosas son las que incluyen a los padres", dijo la autora principal, Alyssa Lundahl, de University of Nebraska-Lincoln.

Pero agregó que si los padres no reconocen que sus hijos tienen sobrepeso o eso no les preocupa, no harán nada para resolverlo.

Los estudios revisados incluían niños de más de 2 años y adolescentes.

En todos los casos, los padres evaluaron el tamaño corporal de sus hijos a través de fotografías, escalas u otras técnicas. Luego, los autores midieron a los niños y los adolescentes para determinar si tenían sobrepeso u obesidad.

El 51 por ciento de los padres dijo que su hijo con sobrepeso tenía un peso normal o estaba algo por debajo de su peso o pensaba que su hijo obeso tenía un peso normal, bajo peso o algo de sobrepeso.

Los autores hicieron el mismo análisis con 52 estudios sobre unos 65.000 niños con peso normal y hallaron que el 14 por ciento de los padres también subestimaba el peso de sus hijos al pensar que estaban por debajo de su peso.

Lundahl, cuyo estudio publica Pediatrics, dijo que los padres deben asegurarse de que el pediatra pese a sus hijos. Hablar sobre el peso corporal es difícil para los pediatras y los padres, según dijo la doctora Raquel Hernández, del Hospital de Todos los Niños de San Petersburgo, Florida, y la Facultad de Medicina de la Johns Hopkins University.

"Los padres tienen que estar más abiertos a hablar sobre el peso de sus hijos", agregó Hernández, que no participó del estudio. "Los padres con la mente más abierta, que están motivados, pueden marcar una diferencia en la vida de sus hijos pequeños", aseguró.

Y eso es importante porque los niños con sobrepeso tienen más riesgo de ser jóvenes obesos que los niños con peso normal si no modifican sus hábitos.

Para eso, Hernández recomendó que los padres impongan límites al consumo de bebidas dulces, como los jugos, y sean cuidadosos con los tamaños de las porciones.

FUENTE: Pediatrics

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022