Asociadas con mal pronóstico en cáncer mamario | 24 JUL 13

Células madre cancerosas en médula ósea

Ppredice una disminución de la sobrevida general.
Fuente: Reuters 

NUEVA YORK (Reuters Health) - La presencia de células madre cancerosas (CMC) en la médula ósea de las mujeres con un tumor mamario temprano está asociada con un peor pronóstico general y de supervivencia libre de enfermedad.

El equipo de J. M. Reuben, del Centro de Oncología MD Anderson, University of Texas, Houston, utilizó la citometría de flujo con parámetros múltiples para investigar la importancia pronóstica de las CMC en la médula ósea de 108 mujeres con un tumor de pecho en estadio inicial.

Los autores pudieron evaluar finalmente a 103 participantes del estudio publicado en Annals of Oncology, de las cuales 56 mujeres obtuvieron un resultado positivo.

El 39 por ciento (9/23) de las mujeres tratadas sólo con terapia endócrina después de la cirugía tenía CMC en la médula ósea. Lo mismo ocurrió en dos tercios (30/45) de las mujeres tratadas con quimioterapia neoadyuvante.

La presencia de células tumorales diseminadas o CMC en la médula ósea no estuvo correlacionada con existencia de células tumorales circulantes.

Sólo una participante sin CMC en la médula ósea tuvo una recaída de la enfermedad, comparado con 10 mujeres con CMC en la médula ósea (HR=8,8 para la recurrencia del cáncer en las mujeres con CMC).

Siete mujeres con CMC en la méduca ósea murieron, comparado con ninguna sin CMC.

"Por primera vez, demostramos que las células epiteliales con características de células madre (CMC) en la médula ósea de mujeres con un tumor mamario temprano predice una disminución de la sobrevida general", finalizó el equipo.

"Probamos también el valor pronóstico independiente de las CMC al demostrar clínicamente que la biología de las CMC influye en la recurrencia tumoral. Estamos convencidos de que debería realizarse la caracterización molecular y funcional de las CMC para comprender toda la dinámica de la metástasis de las células tumorales", agregaron los autores.

"Estas células serían las causantes de la resistencia a los tratamientos y actuarían como un reservorio de las células tumorales que se diseminarán hasta muchos años después de la quimioterapia", afirmaron.

El equipo considera que deberían tenerse en cuenta tratamientos adyuvantes adicionales cuando permanecen CMC después de la quimioterapia.

"Las CMC, como las células tumorales circulantes, serían un marcador pronóstico de la quimioterapia primaria junto, e independientemente, de una respuesta patológica total", escriben los autores.

Zinman no respondió las consultas de Reuters Health.

FUENTE: Annals of Oncology

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022