Telemedicina | 23 JUL 13

En EEUU el mayor uso de la telemedicina se da en zonas urbanas

Según el reporte de la Administración Nacional de Telecomunicaciones e Información y la Administración de Economía y Estadística de los EEUU, las teleconsultas se utilizan en la ciudad.

Los datos que se observan en el reporte muestran para qué utilizan los americanos internet. Clasificaron los ítems de la siguiente manera:
 

  1. Empleo: el 73% de los desempleados en EEUU buscan trabajo por este medio.
  2. Salud: la investigación y la búsqueda de información en general son los principales motivos en este ítem. En segundo lugar se utiliza para la interacción online con profesionales, y en forma más incipiente, como telemedicina.
  3.  Participación ciudadana
  4. Otras actividades.

Como se observa, el cuidado de la salud representa un tópico muy importante en la clasificación de los tipos de necesidades de los ciudadanos americanos en la utilización de internet.

Se sabe ya que implementar estrategias que permitan la comunicación entre profesionales de distintas ciudades o entornos rurales con ciudades, brindan oportunidades únicas que no pueden dejar de tenerse en cuenta a la hora de establecer los lineamientos de políticas sanitarias.

Del mismo modo, la comunicación entre pacientes y profesionales mediante la utilización de este tipo de tecnología brinda oportunidades únicas para la atención y prevención de dolencias crónicas, con el consecuente impacto en la disminución de costos en el gasto sanitario.

Aunque la telemedicina se ofrece a menudo como una solución para atender a pacientes en poblaciones rurales, la realidad muestra que es más prevalente el uso en las poblaciones urbanas, según una investigación realizada por el Departamento de Comercio de los EEUU.

Datos del informe:
Sobre la base de un conjunto de datos de 53.000 hogares recogidos por la Oficina del Censo, en julio de 2011, se encontró que los usuarios de Internet que viven en zonas urbanas tienen el doble de probabilidades de ser partícipes de esta modalidad en comparación con los usuarios de Internet de ámbitos rurales. Las tasas de utilización fueron del 8 por ciento y 4 por ciento, respectivamente.

Sólo el 7 por ciento de los usuarios de Internet informó que se conectan a Internet para acceder a los registros médicos, participar en una videoconferencia con el médico o el uso de Internet para procedimientos remotos, tales como monitoreo de la frecuencia cardíaca.

Los datos también muestran disparidades en los ingresos y la educación, pero pocas disparidades raciales en la utilización de la telemedicina. El Once por ciento de los usuarios de Internet con ingresos familiares de $ 100,000 o más ha dedicado tiempo a actividades de telemedicina, pero sólo el 4 por ciento de las personas en el grupo con ingresos menores a $ 25,000 reportaron este tipo de actividades, según el informe.

Observando este informe se puede inferir que llegar con esta tecnología a las zonas rurales y con menos recursos implica una decisión gubernamental que incluya la telemedicina como parte de un programa sanitario. Por otro lado es importante comprender que la Telemedicina no llegó para reemplazar a la medicina tradicional, ni jamás lo hará, es una tecnología que llegó como herramienta para acortar distancias, con un alto impacto tratándose de temas de salud.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022