Depresión y enfermedad coronaria | 03 MAY 13

Los antidepresivos podrían acelerar la recuperación de un bypass

La salud mental y el dolor mejoran antes, afirman los investigadores.

Robert Preidt

La depresión es relativamente habitual en los pacientes que se someten a una operación de derivación (bypass) cardiaca, y un nuevo estudio descubre que el uso de antidepresivos a corto plazo puede ayudar a los pacientes a recuperarse.

"Muchos de los pacientes que requieren o se han sometido a una cirugía [de derivación] sufren de depresión y eso puede afectar de forma significativa a la recuperación después de la operación", afirmó un experto que no participó en el estudio, el Dr. Bryan Bruno, presidente en funciones del departamento de psiquiatría del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.
 
En este estudio, un equipo de investigadores franceses examinó a 182 pacientes que empezaron a tomar un antidepresivo inhibidor selectivo de la recaptación de la serotonina (ISRS) entre dos y tres semanas después de someterse a una cirugía de injerto de derivación de la arteria coronaria y que siguieron tomándolo durante seis meses tras el procedimiento.
 
Entre los ISRS se encuentran antidepresivos ampliamente usados como Celexa, Lexapro, Prozac, Paxil y Zoloft. En este estudio, los pacientes tomaron una pastilla de 10 miligramos de Lexapro (escitalopram) al día. El estudio fue patrocinado por el fabricante de Lexapro, H Lundbeck A/S.
 
Los resultados de los pacientes a los que se recetó Lexapro se comparó con los de 179 pacientes que tomaron un placebo en lugar del antidepresivo.
 
Durante los seis meses después de la cirugía, los pacientes que tomaron el antidepresivo afirmaron sentirse menos deprimidos y tener una calidad de vida mejor que los que tomaron el placebo, afirmaron los investigadores.
 
Además, tomar los antidepresivos no aumentó el riesgo de complicaciones o de fallecimiento durante el año posterior a la cirugía, según el estudio, que aparece en la edición de mayo de la revista Annals of Thoracic Surgery.
 
El estudio sugiere que tomar el antidepresivo "permite a los pacientes que estaban al menos ligeramente deprimidos antes de una operación quirúrgica por una enfermedad de la arteria coronaria sentirse mejor más rápidamente tras la operación, sin que ello influenciara en la tasa de complicaciones", comentó en un comunicado de prensa de la revista la líder del estudio, la Dra. Sidney Chocron.
 
"Incluso una depresión leve
 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022