Un “puente” a ninguna parte | 27 ENE 14

Resultados después de la derivación protésica portosistémica intrahepática transyugular

Este estudio fue realizado para evaluar los resultados después de la derivación portosistémica intrahepática transyugular con prótesis, en el hospital en donde se desempeñan los autores y su utilidad como un “puente” efectivo para el trasplante hepático.
Autor/a: Dres. Toomey PG, Ross SB, Golkar FC, Hernandez JM, Clark WC, Luberice K, Alsina AE, Rosemurgy AS Am J Surg 2013; 205(4): 441-446
INDICE:  1. Artículo | 2. Referencias
Artículo

Introducción

La derivación transyugular portosistémica intrahepática fue concebida inadvertidamente por primera vez por Josef Rosch en 1969. La derivación portosistémica intrahepática transyugular con prótesis (TIPS por su denominación en inglés transjugular intrahepatic postosystemic stent shunt) fue finalmente introducida en 1989, como una opción terapéutica para el manejo de la hipertensión portal complicada [1-4]. Rápidamente, la TIPS se convirtió en la opción de elección, particularmente para los no cirujanos, para tratar el sangrado por várices refractario a la terapia endoscópica, así como para la ascitis refractaria al manejo médico, en pacientes con hipertensión portal [5]. La TIPS se ha vuelto una modalidad ampliamente usada para la descompresión portal en los últimos 20 años, reduciendo las presiones portales con un éxito técnico en, aproximadamente, el 90% de las veces [6,7].

El trasplante hepático continúa siendo la única esperanza de cura para la hipertensión portal. No obstante, la asignación y disponibilidad de órganos continúan siendo factores limitantes. Hay un número excesivo de pacientes en las listas de espera de órganos disponibles para trasplante. Por lo tanto, aumentar la sobrevida de los pacientes mientras están en la lista de espera para el trasplante hepático, podría ser altamente beneficioso.

La TIPS continúa siendo promocionada como un “puente” para el trasplante [8-11]. La TIPS no aumenta los requerimientos de transfusión de sangre, tiempo operatorio o mortalidad operatoria durante el trasplante hepático subsiguiente [3,9], pero ningún estudio ha mostrado nunca, que la TIPS aumente la sobrevida o augure una propensión para el trasplante hepático subsecuente [6-9].  Sin embargo, en las últimas 2 décadas, la TIPS se ha convertido en la modalidad de elección de “primera línea”, para la descompresión portal en pacientes con sangrado por várices refractario o ascitis causada por cirrosis e hipertensión portal.

La TIPS ha estado plagada de problemas de permeabilidad a causa de las altas tasas de oclusión y estenosis, requiriendo vigilancia y reintervenciones frecuentes [4,12]. La TIPS ha estado también plagada por tasas altas de fracaso. El re-sangrado después de la TIPS ocurre en el 20% al 30% de los pacientes, y cerca del 45% de los pacientes tratados por ascitis tienen recidiva dentro del año [13-15]. Muchos creen que esas cifras han mejorado con la aplicación del stent recubierto. No obstante, muchas de las cuestiones que asedian a la TIPS pueden ser temas que van más allá de la estenosis y de la permeabilidad [16]. Así, la realización de emergencia de una TIPS conlleva un pronóstico sombrío, con una mortalidad a 30 días de cerca del 30% y los resultados a largo plazo no parecen ser impresionantes [23,13,16,17].

Los autores de este trabajo han sido francos sobre sus preocupaciones relacionadas con el abandono de la derivación quirúrgica y la aplicación preferencial de la TIPS. Han abordado la cuestión con las creencias “aceptadas” de que la TIPS efectivamente palia la hipertensión portal complicada y promueve la aplicación del trasplante hepático. Por lo tanto, este estudio fue realizado para evaluar los resultados después de la TIPS en el hospital en donde se desempeñan y su utilidad como un “puente” efectivo para el trasplante hepático. Partieron de la hipótesis de que la TIPS era una terapia final, asociada con resultados y sobrevida pobres y que no  guiaba a los pacientes con cirrosis hacia el subsecuente trasplante hepático.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas:
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021