Epidemiología e incidencia en Estados Unidos | 01 ABR 13

Enterobacterias resistentes a los carbapenemes

La resistencia de las Enterobacteriaceae a los carbapenemes ha aumentado en las últimas décadas, principalmente en las infecciones asociadas a la atención de la salud.
Autor/a: Dres. Jesse T. Jacob, Eili Klein, Ramanan Laxminarayan, Zintars Beldavs, Ruth Lynfield MMWR/March 5, 2013 / Vol. 62
INDICE:  1. Artículo | 2. Referencias
Artículo

 

 

 

 

Introducción

Las Enterobacteriaceae son una gran familia de bacilos gram-negativos que habitan normalmente en el tracto gastrointestinal de los seres humanos y otros animales. Estos organismos son una causa común de infecciones adquiridas en la comunidad y de infecciones adquiridas en la atención de la salud (IAS). A pesar de que esta familia incluye a más de 70 géneros, las Enterobacteriaceae asociadas a la atención de la salud más frecuentemente identificadas por el sistema de vigilancia de CDC´s National Healthcare Safety Neswork (NHSN) son Escherichia coli, especies de Klebsiella y especies Enterobacter.

Las últimas décadas han sido testigo de la propagación de las Enterobacteriaceae resistentes a los antimicrobianos de amplio espectro; sin embargo, para el tratamiento de las infecciones causadas por estos microorganismos, los médicos de en EE. UU. utilizan preferentemente carbapenemes. Antes de 2000, las Enterobacteriaceae resistentes a los carbapenemes (ERC) eran relativamente poco comunes en EE.UU. A diferencia de Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM), una especie bacteriana que está mediada por un solo mecanismo, la resistencia a los carbapenemes es compleja; puede ocurrir en diferentes Enterobacteriaceae y estar mediada por varios mecanismos, como la producción de enzimas que inactivan los carbapenemes (carbapenemasas).

La Klebsiella pneumoniae carbapenemasa (KPC), una enzima codificada por un gen altamente transmisible, fue identificada por primera vez en 2001, a partir de un aislado de Klebsiella; en la actualidad se ha extendido ampliamente en todo EE.UU. y el mundo. En EE.UU. aparte de la KPC, han surgido Enterobacteriaceae resistentes a otras carbapenemasas (por ej., Nueva Delhi metalo-ß -lactamasa). Las ERC pueden propagarse en los centros de atención de la salud y causar infecciones con tasas de mortalidad del 40% al 50%.

Métodos

En 2012, el porcentaje de hospitales de agudos que comunicaron al menos una ERC de las IAS (infecciones hospitalarias) se estimó utilizando los datos presentados al National Healthcare Safety Network (NHSN). La proporción de infecciones por ERC se calculó utilizando dos sistemas de vigilancia: 1) el National Nosocomial Infection Surveillance (NNIS de 2001 y NHSN de 2011) y, 2) el Surveillance Network–USA (TSN), de 2001 y 2010. Las características de los episodios con cultivo positivo de ERC se determinaron utilizando los datos recopilados como parte de un proyecto de vigilancia basado en la población, realizado por el Emerging Infections Program (EIP) en 3 estados.

Resultados

En 2012, el 4,6% de los hospitales de agudos informaron al menos una ERC en las IAS (hospitales de agudos de corta estancia, 3,9%; hospitales de agudos de larga estancia, 17,8%). La proporción de ERC aumentó del 1,2% en 2001 al 4,2% en 2011 (datos de NNIS/NHSN), y del 0% en 2001 al 1,4% en 2010 (datos de TSN), la mayor parte del incremento se observó en las especies de Klebsiella (del 1,6% al 10,4% en NNIS/NHSN). En la vigilancia del EIP, el 92% de los episodios de ERC se produjo en pacientes con exposiciones importantes a la atención de salud.

Conclusiones y comentarios

Aunque en la mayoría de los hospitales de agudos de EE.UU. las ERC son relativamente infrecuentes, durante la última década se han convertido en una causa cada vez más reconocida de infección, en especial Klebsiella, probablemente debido a la aparición de cepas productoras de carbapenemasa. En 2012, el número de servicios que informaron ERC como causa de infección era pequeño, siendo la propagación de estos organismos desigual a nivel regional y entre diferentes áreas de los mismos servicios.

En el primer semestre de 2012, menos del 5% de los hospitales de agudos de corta estancia informó ERC como causa de IAS. El informe de ERC proviene más frecuentemente de los hospitales de agudos de larga estancia. Los datos de vigilancia basados en la población indican que la mayoría de los aislamientos clínicos de ERC provino de cultivos recolectados fuera de los hospitales, de pacientes con exposiciones importantes a la atención de la salud. Estos hallazgos sugieren que aunque las ERC están aumentando, su distribución está limitada.

Las ERC son importantes por varias razones. Primero, las infecciones invasivas (por ej., infecciones del torrente sanguíneo) asociadas a ERC se acompañan de tasas de mortalidad superiores al 40%, lo que es significativamente superior a las tasas de mortalidad observadas en las infecciones por Enterobacteriaceae sensibles a los carbapenemes. Cabe destacar que debido a que la mayoría de los cultivos positivos fueron hechos en orina, en la vigilancia de las ERC que hizo el EIP las tasas de mortalidad hospitalaria general asociadas a cultivos positivos fueron menores (4%). Segundo, las cepas  resistentes a los carbapenemes suelen tener mecanismos de resistencia adicionales que las hacen resistentes a los agentes antimicrobianos más disponibles; hay informes de ERC pan-resistentes.

Por otra parte, los antibióticos nuevos para el tratamiento de los bacilos gram negativos multirresistentes se encuentran en las etapas iniciales de desarrollo y no es probable que estén disponibles a la brevedad. Tercero, en los ambientes de atención de la salud las ERC pueden propagarse rápidamente. Cuarto, las enterobacterias son una causa común de infecciones adquiridas en la comunidad y las ERC tienen el potencial de abandonar su nicho actual en los pacientes expuestos a la atención de la salud en la comunidad. La multirresistencia de otros bacilos gram-negativos como Pseudomonas y Acinetobacter spp es un problema. Sin embargo, estos organismos son una causa menos frecuente de IAS y tienen menos probabilidad de propagar la resistencia a otras bacterias y dentro de la comunidad.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022