Está bien adaptado para atacar a los humanos | 21 FEB 13

Un virus emergente parecido al SARS

Pero la inmunoterapia parece controlarlo, muestra una investigación.

Mary Elizabeth Dallas

El nuevo "coronavirus" parecido al SARS que emergió por primera vez en Oriente Medio puede invadir a los pulmones y al sistema inmunitario con tanta facilidad como el resfriado común, según un estudio reciente.

Pero si ocurriera un brote a gran escala, unos investigadores de Suiza hallaron que el virus (conocido como HCoV-EMC) podría ser tratable con componentes del sistema inmunitario, conocidos como interferones. Esta inmunoterapia se ha mostrado promisoria en el tratamiento del SARS, una enfermedad respiratoria, y de la hepatitis C, apuntaron los autores del estudio.
 
"Sorprendentemente, este coronavirus crece muy eficientemente en las células epiteliales humanas", señaló el coautor del estudio Volker Thiel, del Instituto de Inmunobiología del Hospital Kantonal en St. Galen, en un comunicado de prensa de la Sociedad Americana de Microbiología (American Society for Microbiology). Las células epiteliales revisten los órganos huecos y las glándulas.

"La otra cosa que hallamos es que los virus [el HCoV-EMC, el SARS y el virus del resfriado común] son similares en cuanto a las respuestas del anfitrión: no provocan una respuesta inmunitaria innata importante", señaló.
 
El estudio aparece en la edición en línea del 19 de febrero de la revista mBio.

El HCoV-EMC, que podría haber pasado de los animales a los humanos muy recientemente, se aisló por primera vez en junio después de que un hombre de Arabia Saudita murió de una infección respiratoria grave e insuficiencia renal. Después de su muerte, las autoridades de salud identificaron a once personas más infectadas con el virus, la más reciente en Gran Bretaña. Hasta ahora, seis de las doce personas con infecciones conocidas han muerto. Casi todos los pacientes habían vivido o viajado en Oriente Medio.
 
Hay una preocupación de que la nueva cepa desencadene una pandemia similar al brote de SARS en 2002-2003, que infectó a más de 8,000 personas y acabó con la vida de 774.
 
"No sabemos si los casos que observamos son la punta del iceberg, o si muchas personas más están infectadas sin mostrar síntomas graves", anotó Thiel.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023