"Lo que se pierde es la narrativa" | 08 ENE 13

Copiar información es común en las historias clínicas electrónicas

"La historia clínica electrónica se creó para facilitar el proceso de los documentos, pero pienso que perpetuó el copiado".
Fuente: Reuters 

Por Trevor y Stokes

NUEVA YORK (Reuters Health) - La mayoría de los médicos copia y pega información antigua y potencialmente desactualizada en las historias clínicas, lo que para los autores de un nuevo estudio sería un atajo hacia la falta de comunicación y los errores médicos.

"La historia clínica electrónica se creó para facilitar el proceso de los documentos, pero pienso que perpetuó el copiado", opinó el autor principal, doctor Daryl Thornton, profesor asistente de la Facultad de Medicina de Case Western Reserve University, Cleveland.

A la práctica se le atribuyó la potencialidad de transformar los garabatos médicos indescifrables en información sobre los pacientes fácil de leer y buscar, documentos que podrían compartirse entre especialistas y hospitales.

En el 2011, el Gobierno de Estados Unidos comenzó a entregar incentivos económicos para que los hospitales implementaran las historias clínicas electrónicas. Esos incentivos expirarán en el 2015.

Muchos sistemas permiten copiar y pegar texto de notas y otros documentos anteriores. De modo que el equipo de Thornton revisó 2.068 informes electrónicos de evolución de los pacientes que crearon 62 residentes y 11 médicos de la UTI de un hospital de Cleveland. Con un software de detección de plagio, el equipo analizó cinco meses de notas sobre 135 pacientes y halló que el 82 por ciento de las anotaciones de los residentes y el 74 por ciento de las de los médicos incluían un 20 por ciento o más de información copiada y pegada en la historia clínica.

En la revista Critical Care Medicine, el equipo aclara que no examinó la motivación de los médicos y los residentes a plagiar información o si esa práctica afectaba la atención de los pacientes.

Pero en un caso, según recordó Thornton, se le dio el alta de la UTI a un paciente que tuvo que ser reinternado un par de días después. Su historia clínica incluía tantos datos copiados y pegados que el nuevo equipo médico no pudo descifrar el diagnóstico original. Al final, el nuevo equipo llamó por teléfono a los primeros médicos que habían atendido al paciente.

Ninguna característica de los pacientes (tiempo de internación, edad, género, motivo de internación en la UTI o gravedad) modificó la frecuencia con la que un médico copiaba información en sus historias clínicas.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022