Publicado en "Circulation" | 18 JUL 12

Supervivencia tras paro cardíaco mejora en hospitales de EEUU

Revisaron una base de datos nacional de altas hospitalarias con casi 1,2 millones de personas.
2
1
Fuente: Reuters 

Por Amy Norton

NUEVA YORK (Reuters Health) - Un estudio demuestra que actualmente sobreviven más estadounidenses internados por un paro cardíaco que hace una década.

Los investigadores ignoran las causas, pero sospechan de los cambios introducidos en los procedimientos hospitalarios y, quizás, cómo los transeúntes responden ante el desmayo de una persona.

El estudio, publicado en Circulation, halló que en el 2009 la tasa de mortalidad de los estadounidenses internados por un paro cardíaco era inferior al 58 por ciento. En el 2001, esa cifra era del 70 por ciento.

Los autores revisaron una base de datos nacional de altas hospitalarias con casi 1,2 millones de estadounidenses internados por un paro cardíaco. Los números representan sólo a los pacientes que sufren de un paro cardíaco y sobreviven lo suficiente como para ser internados. Muchos mueren antes de llegar al hospital.

De hecho, menos del 8 por ciento de los más de 300.000 estadounidenses que tienen un paro cardíaco fuera de un hospital cada año sobrevive.

"Por lo tanto, esto nada dice de las tasas de mortalidad de todos los intentos de reanimación", indicó el autor principal, doctor Alejandro A. Rabinstein, de la Clínica Mayo de Rochester, Minnesota.

"Pero el estudio sí tiene un mensaje claro: si una persona sufre de un paro cardíaco y debe ser hospitalizada, la posibilidad de que sobreviva a la internación es cada vez mayor", agregó.


AVANCES EN LA RCP

Un paro cardíaco ocurre cuando la actividad eléctrica del corazón le impide latir normalmente y bombear sangre al resto del cuerpo. Es fatal en minutos, a menos que se pueda restablecer el ritmo cardíaco con el choque eléctrico de un desfibrilador.

Desde el 2001 se realizaron algunos avances en el manejo del paro cardíaco. Uno, según explica el equipo de Rabinstein, es que los médicos recomiendan que los transeúntes efectúen RCP sólo con las manos, es decir, compresiones torácicas sin la respiración boca a boca (la Asociación Estadounidense del Corazón posee instrucciones y videos en http://bit.ly/Nzb1SU).

Pero aun cuando las víctimas lleguen con vida al hospital, no están completamente a salvo. En los últimos años, los médicos comenzaron a realizarles angioplastias a ciertos pacientes inmediatamente después del ingreso al hospital y Rabinstein opina que eso estaría ayudando a prevenir muertes.

También sospecha de que un nuevo manejo hospitalario de los pacientes en coma después de un paro cardíaco está marcando la diferencia. Ese tratamiento se llama hipotermia terapéutica, que consiste en enfriar el cuerpo del paciente con agua salina fría por vía IV, mantas refrigerantes o paquetes de hielo. Al día siguiente, los médicos empiezan a calentar al paciente lentamente (para obtener más información, consultar en http://reut.rs/edTRww).

La terapia refrigerante ayuda a proteger el cerebro, que a menudo sufre daños graves. Estudios previos sugieren que esto permitiría que más pacientes sobrevivan con la función cerebral intacta. "El uso de la hipotermia terapéutica está aumentando la sobrevida con función cerebral, no sólo la sobrevida", finalizó Rabinstein.

FUENTE: Circulation, online 27 de junio del 2012

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí