Complicaciones de dormir poco | 17 ABR 12

De día y con sueño, un mal que crece

Los especialistas advierten sobre las apneas y el estilo de vida; es un trastorno que afecta a personas de cualquier ocupación y edad.

Por Fabiola Czubaj /   Foto: LA NACION / Ignacio Colo

Un paciente durante la polisomnografía, el estudio para detectar problemas del sueño.

Cansancio, mucho cansancio durante el día, a pesar de haber dormido por la noche. Esto y los ronquidos son las quejas más frecuentes con la que los pacientes llegan a los laboratorios donde se estudia el sueño.

"Al principio, no me daba cuenta de que el cansancio que sentía durante el día era porque dormía mal", relató Francisco, un empleado de 47 años que trabaja en el microcentro porteño. "Uno cabecea en el colectivo, en una sala de espera. Nunca me había pasado mientras manejaba. No podía pasar Luján y ya me quedaba dormido. Pero consulté por los ronquidos. Además de sentir los codazos de mi esposa, me despertaba sobresaltado, con sensación de ahogo", dijo a un año de haber iniciado un tratamiento con un dispositivo que emite aire a presión por la noche (CPAP, por sus siglas en inglés) con el que respira mejor, duerme sin interrupciones y siente más energía durante el día.

En su caso, los ronquidos y la somnolencia diurna eran síntomas de un síndrome que produce suspensiones pasajeras de la respiración (apneas) en la cama. Pero el mal dormir no siempre se debe a un trastorno, como pueden ser el insomnio, la narcolepsia, el sonambulismo o hacerse pis en la cama, sino también a la mala higiene del sueño y el exceso de actividades durante el día.


Un estudio ayuda a detectar las causas

El estudio de primera elección para saber si el mal dormir es la causa de los síntomas asociados (ver más abajo) es la polisomnografía, que consiste en dormir cómodamente seis horas en una habitación individual de un laboratorio especializado y con varios sensores conectados al cuerpo.

En el bolso se puede llevar el pijama y hasta la almohada u optar por la más cómoda entre varias opciones. "Dormí mejor que en mi casa. No fue para nada molesto", dijo Graciela Buonomo, de 51, que prefirió llevar ropa cómoda al centro donde se hizo el estudio. Ella consultó porque oía zumbidos y sentía cansancio. Tras varios médicos que no le detectaron el hipotiroidismo ni sospecharon del mal dormir, la polisomnografía reveló apneas del sueño con ronquidos.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022