Revisión | 19 SEP 11

Psoriasis en niños

El inicio de la psoriasis en la infancia es bastante común. La cronicidad, la inflamación y la hiperproliferación son las características esenciales que establece su singularidad. El reconocimiento temprano y el tratamiento de la psoriasis en niños y adolescentes es vital en la terapia en los niños.
1
7
Autor/a: Dres. Sandipan Dhar, Raghubir Banerjee, Nilesh Agrawal, Sharmila Chatterjee, Rajib Malakar Indian Journal of Dermatology, 2011. Vol 56 I: 3. Pág 262-265

La psoriasis es una enfermedad con un espectro clínico variable.  Aproximadamente el 40% de los pacientes adultos con psoriasis han reportado manifestaciones de ésta enfermedad en la infancia, con al menos un tercio de los pacientes demostrando características de psoriasis antes de la edad de 16.1 años.  Debido al deterioro psicosocial, además de la afectación física que ocasiona la psoriasis, es importante su reconocimiento temprano y manejo en niños y adolescentes.

Existe escasez de estudios con respecto a la epidemiología de la psoriasis en la niñez.  Un estudio de 419 pacientes del norte de India reveló el patrón y prevalencia de la psoriasis en la niñez de pacientes menores de 14 años de edad.  El pico de edad de inicio en niños fue 6-10, mientras que la mayoría de las niñas mostraron un inicio de la psoriasis entre las edades de 10 a 14 años.  La historia familiar positiva estuvo presente en sólo 19 (4.5%) pacientes.  Estos hallazgos difieren de estudios previos que muestran un retraso en el inicio, igual distribución por sexos e historia familiar menos frecuente.  En un estudio reciente de 137 pacientes de China, entre 3 y 14 años, 64 eran masculinos (46.7%) y 73 eran femeninos (53.3%).  Once pacientes (8%) tenían historia familiar de psoriasis.  La infección fue el factor precipitante más común (39, 28.5%).  La influencia estacional se encontró en 57 pacientes (41.6%).  Las exacerbaciones en invierno y primavera se encontraron en 29 y 16 pacientes, respectivamente.

La naturaleza multifactorial de la enfermedad y la evidencia epidemiológica apuntó a los genes en tener un rol en la patogénesis.  Se han distinguido dos tipos de psoriasis considerando el inicio según la edad.  Tipo I (inicio 15-40 años) involucra a la mayoría de los casos (más del 75%) y muestra un alto grado de compromiso familiar y fuerte asociación con HLA Cw6.  El tipo II comienza luego de los 40 años.  La prevalencia familiar se observa con más frecuencia en la psoriasis de los niños que en adultos, con el 37% de pacientes con inicio en el adulto y 49% de los pacientes de inicio pediátrico teniendo un familiar de primer grado afectado por psoriasis.  Algunos estudios han reportado incidencia familiar del 89% en los casos de psoriasis en la niñez.

La epidermis de cualquier individuo con fenotipo de psoriasis tiene la capacidad de expresar enfermedad clínica.  La expresión está relacionada con una interacción compleja de células de la epidermis, células de dermis, células del sistema inmune, y posiblemente, otros elementos no celulares humorales. 

Los queratinocitos de los pacientes con psoriasis tienen la capacidad de hiperproliferación y está alterada la diferenciación.  La proliferación y la diferenciación se controlan a nivel de los genes.  Esto es importante para considerar no sólo a las citoquinas y factores de crecimiento liberados por varios tipos de células, sino también el rol de los reguladores de la transcripción, traslación, y modificación de las citoquinas y factores de crecimiento.

Se han reportado cerca de 20 loci genéticos asociados a psoriasis,  el PSORS1, que incluye el gen HLA-C en el cromosoma 6p21, ha sido confirmado universalmente y es considerado de conferir susceptibilidad a la psoriasis de inicio temprano.  Los desencadenantes como infecciones (Estreptococos), frío, estrés, y drogas (Cloroquina, y corticoides sistémicos) actúan precipitando o empeorando la enfermedad en niños.

La psoriasis pediátrica se divide en 3 grupos como psoriasis infantil, una enfermedad auto-limitada de la infancia, psoriasis de inicio temprano, y psoriasis pediátrica con artritis psoriásica.  Las presentaciones clínicas en la niñez incluyen psoriasis en placas, guttata, eritrodérmica, del pañal, y ungueal.  Como todas las formas de autoinmunidad, la susceptibilidad es probablemente genética, pero los factores ambientales desencadenantes son requeridos para iniciar la actividad de la enfermedad.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021