Trastorno Bipolar | 29 AGO 11

Eficacia de la psicoeducación en el trastorno bipolar

Debido a su fácil implementación, bajo costo, su base racional y el compromiso con las rutinas psiquiátricas, la psicoeducación se convirtió en el método de referencia para las intervenciones psicológicas de profilaxis en el trastorno bipolar.
2
7
Autor/a: Dres. Colom F, Pacchiarotti I, Vieta E Fuente: SIIC Psichiatria e Psicoterapia 25(1):3-6, 2006

Introducción
El trastorno bipolar (TBP) es una enfermedad crónica, grave, con altas tasas de recaída y suicidio. Genera una carga psicosocial sustancial, ya que a pesar de los tratamientos farmacológicos existentes, estos pacientes permanecen sintomáticos la mayor parte de su vida. Es probable que el tratamiento farmacológico, aunque esencial, no sea suficiente en la mayoría de los casos, por lo que se hace necesaria la implementación de intervenciones complementarias para lograr la recuperación sindromática y funcional. Además, hay otros factores influyentes como la falta de adhesión terapéutica, los hábitos poco saludables y la falta de conciencia de la enfermedad.

Hasta 2006, se contaba con estrategias psicológicas, sumadas al tratamiento farmacológico, que demostraron ser eficaces en la prevención de las recaídas. En este artículo se comentan los datos existentes que avalan las intervenciones psicológicas en el TBP.

Estrategias psicológicas basadas en la evidencia: el papel de la psicoeducación
El primer estudio controlado, aleatorizado y bien diseñado sobre las estrategias psicológicas para prevenir las recaídas en el TBP data de 1999. En esa investigación, 69 pacientes con TBP con al menos una recaída durante el año anterior fueron divididos al azar para recibir el tratamiento usual o éste más 7 a 12 sesiones individuales dirigidas a enseñarles a los pacientes a que identifiquen los síntomas iniciales de recaída y busquen asistencia. Estas sesiones se asociaron con un incremento significativo en el intervalo hasta su primera recaída maníaca (65 semanas contra 17 semanas, p = 0.008) y una disminución del 30% en el número de episodios maníacos durante 18 meses (p = 0.013). No obstante, no se logró una mejoría en la prevención de las recaídas depresivas.

La psicoeducación parece ser el componente clave de las estrategias psicoterapéuticas en el TBP. La terapia cognitivo conductual no mostró eficacia en estos pacientes a menos que se haya hecho hincapié en los aspectos psicoeducativos. Esta estrategia permite evitar las recaídas maníacas y depresivas. Algo similar se observó con las intervenciones familiares, en que la psicoeducación es la única intervención que demostró ser eficaz para la prevención de las recaídas y la adhesión al tratamiento.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021