Microcarcinoma tiroideo papilar | 15 AGO 11

Tiroidectomía robóticamente asistida vs. endoscópica convencional

El objetivo de este estudio fue demostrar la superioridad y excelencia de la cirugía tiroidea robótica, mediante la comparación de los resultados quirúrgicos tempranos de la tiroidectomía endoscópica asistida robóticamente vs. la tiroidectomía endoscópica convencional.
Autor/a: Dres. Lee S, Ryu HR, Park JH, Kim KH, Kang SW, Jeong JJ, Nam KH, Chung WY, Park CS Ann Surg 2011; 253(6): 1060-1066

Introducción
La tiroidectomía convencional abierta utilizando un abordaje directo a través del cuello, brinda un medio efectivo y seguro para el manejo quirúrgico de la enfermedad de la glándula tiroides, pero deja una cicatriz perceptible en un área altamente visible [1]. Dado que la incidencia de la patología tiroidea es alta en las mujeres, y que ha aumentado la necesidad de mejorar la calidad de vida postoperatoria, se han hecho muchos esfuerzos para eliminar la cicatriz visible en el cuello [2-23]. Después de que Garnier describiera por primera vez la cirugía endoscópica del cuello en 1996, los procedimientos endoscópicos basados en varios abordajes, han sido ampliamente aplicados para minimizar las cicatrices [2-18,24]. La adopción de un procedimiento endoscópico, brinda una mejor apariencia cosmética y ofrece varias ventajas extras, por ejemplo, disminución de la hiperestesia o  parestesia en la cara anterior del cuello y menor malestar durante la deglución al evitar la incisión transversal transversa [2,4-18]. Como resultado de esos beneficios, la tiroidectomía endoscópica es considerada por muchos cirujanos, como una buena opción de tratamiento para la enfermedad tiroidea benigna [2-5,7,8,10,11,13,16,18,22,23].

Recientemente, algunos investigadores aplicaron la tiroidectomía endoscópica en pacientes con carcinoma de tiroides, con pronóstico favorable [4,6-9,13-15,17,23]. Después de probar la factibilidad de la tiroidectomía endoscópica en casos seleccionados, sugirieron cuidadosamente a la tiroidectomía endoscópica, como una opción de tratamiento en pacientes con carcinoma tiroideo bien diferenciado, de bajo riesgo [4,6-9,13-15,17,23].

Sin embargo, a pesar de sus ventajas, la tiroidectomía endoscópica tiene algunas limitaciones técnicas, que comparte con muchos otros tipos de cirugía mínimamente invasiva [19-21,25,26], Los instrumentos endoscópicos rígidos, rectos, sin articulaciones y una visión bidimensional (2-D), son radicalmente diferentes de la situación en la cirugía convencional, realizada por exquisitas manos de cirujano [6,8,19-21,23,25,26], Asimismo, particularmente en el área de cabeza y cuello, el espacio de trabajo durante la cirugía endoscópica es estrecho y confinado [3,6,7,23].

En muchos campos, los cirujanos han introducido técnicas robóticas para procedimientos mínimamente invasivos y han superado gradualmente esas limitaciones [19-21,25,26], La reciente introducción del sistema quirúrgico robótico da Vinci (Intuitive, Inc., Sunnyvale, CA) en la tiroidectomía endoscópica, mejoró la destreza instrumental y le brindó al cirujano un sistema operatorio ergonómicamente diseñado [19-21,25,26].

El objetivo de este estudio fue demostrar la superioridad y excelencia de la cirugía tiroidea robótica mediante la comparación de los resultados quirúrgicos tempranos de la tiroidectomía endoscópica asistida robóticamente, versus la tiroidectomía endoscópica convencional utilizando un abordaje transaxilar sin aire, en el microcarcinoma tiroideo papilar (MCTP).

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021