Dulces, pero saludables / Una idea innovadora | 22 DIC 10

Logran golosinas de sandía deshidratada

Dos investigadoras diseñaron bocaditos crocantes con la fibra y las propiedades antioxidantes de esta fruta.
Fuente: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1335580&origen=NLCien&utm_source=newsletter&utm_medium=titulares&utm_campaign=NLCien La Nación

Cecilia Draghi

Un fruto de generoso tamaño y de bajo costo de producción como la sandía guarda en su colorado interior propiedades más que apetitosas.

Ocurre que su pigmento rojo contiene sustancias que pueden prevenir enfermedades. De allí que un equipo de científicas argentinas se preguntara cómo lograr promover su consumo y resolviera poner la fruta bajo el microscopio para intentar generar productos innovadores.

Así, el equipo comenzó a trazar una línea de trabajo que condujera a la meta. "Se nos ocurrió desarrollar bocaditos crocantes de sandía deshidratada que resultaran una golosina saludable", resume la doctora María del Pilar Buera, del Laboratorio de Propiedades Fisicoquímicas y Conservación de Biomoléculas de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (FCEyN) de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

A pesar de ser muy conocida, la sandía es una fruta que estaba poco estudiada, subraya Buera, que junto con el doctor Claudio Petriella dirigió el trabajo de tesis de Alicia Gallo, de la Universidad de Luján.

Tras los análisis correspondientes, los investigadores constataron que "tiene una alta concentración de licopeno, un caroteno que es el pigmento rojo característico de la sandía -precisa-. Según diversos estudios, esta sustancia que se hizo famosa en el tomate podría tener incidencia en la prevención del cáncer de próstata".

Los carotenos, explica Buera, "tienen capacidad antioxidante que frena la acción de los radicales libres [átomos muy reactivos que pueden desencadenar una reacción en cadena que vulnera las células] y pueden conducir a consecuencias negativas".

El pigmento rojo con características antioxidantes concentró las miradas de Buera y Gallo. Ambas estaban detrás de productos con valor agregado de componentes bioactivos, es decir que no sólo alimentan, sino que tienen un beneficio adicional al promover la salud y prevenir enfermedades.

"Ya en 1982, un informe de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos incluyó lineamientos enfatizando la importancia de las frutas y los vegetales en la alimentación. Y fue específicamente destacado el valor de sumar a la dieta diaria frutas cítricas, frutas y verduras ricas en carotenoides, y crucíferas, para disminuir el riesgo de cáncer", destaca Gallo en su tesis Estabilización de colorantes carotenoides.

Los carotenoides no pasan inadvertidos porque su color los delata. Se trata de más de 600 pigmentos naturales sintetizados por plantas, algas y bacterias.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022