Detección del cáncer de próstata | 17 SEP 10

¿Cuáles son los beneficios del Antígeno Prostático?

La evaluación del cáncer de próstata no reviste beneficios para hombres mayores que tienen bajos niveles de APE. Investigadores aseguran que es probable que más pruebas y estrategias de detección precoz del cáncer hagan más mal que bien.

Aunque a muchos hombres les preocupa el cáncer de próstata, un estudio reciente halla que entre los hombres de 55 a 74 que tienen niveles bajos iniciales de antígeno prostático específico (APE), más pruebas y detección precoz del cáncer de próstata no ofrecen prácticamente ningún beneficio.

El cáncer de próstata continúa siendo el cáncer más diagnosticado y la tercera causa principal de muerte por cáncer para los hombres de los países occidentales, aunque la mayoría de los hombres que tienen la enfermedad no morirán por su causa. Según los investigadores, en los EE. UU., un hombre tiene una probabilidad cercana a 15.8 por ciento de recibir un diagnóstico de cáncer de próstata, aunque el riesgo de morir por su causa es de apenas 2.8 por ciento.

En años recientes, estudios de gran tamaño han sembrado dudas sobre el valor de las evaluaciones rutinarias de APE para la mayoría de los hombres y sobre si dichas pruebas causaban tratamientos innecesarios y potencialmente perjudiciales, un tema ampliado por la presente investigación.

"La evaluación del cáncer de próstata tiene el potencial de reducir la mortalidad por cáncer de próstata, aunque hay un gran grupo de hombres que tienen APE moderadamente bajo que difícilmente obtendrán algún beneficio con más evaluación y estrategias de detección precoz", señaló el Dr. Pim van Leeuwen, del departamento de urología del Centro Médico Universitario Erasmus de Róterdam (Países Bajos).

"En estos hombres, la evaluación y la detección precoz probablemente tendrán pocos efectos sobre la reducción de la mortalidad por cáncer de próstata, aunque sí efectos negativos de importancia en la calidad de vida", agregó.

El estudio proporciona información adicional sobre cómo se relacionan los perjuicios y los beneficios de la evaluación, la detección precoz y el tratamiento con el nivel de APE, señaló van Leeuwen.

El informe aparece en la edición en línea del 13 de septiembre de Cancer.

Para el estudio, el equipo de van Leeuwen comparó las muertes por cáncer de próstata y los niveles de APE de 43,987 hombres entre los 55 y los 74. Estos hombres participaron en un estudio a gran escala conocido como Estudio Europeo al Azar para Evaluar el Cáncer de Próstata en los Países Bajos, Suecia y Finlandia de 1993 a 1999.

Además, los investigadores también examinaron a 42,503 hombres del mismo grupo de edad del norte de Irlanda cuyos niveles de APE fueron medidos entre 1994 y 1999.

Los investigadores anotaron que los niveles de APE entre los hombres fueron de 20 ng/ml al comienzo del estudio.

Durante los ocho o nueve años de seguimiento, 5,861 desarrollaron cáncer de próstata. Los índices de mortalidad entre estos hombres fueron superiores entre los que tenían niveles elevado de APE al comienzo del estudio.

La investigación halló que para los hombres cuyos niveles de APE estaban entre 0 y 1.9 ng/ml, para prevenir la muerte por cáncer de próstata, sería necesario evaluar a 24,642 hombres y sería necesario tratar 724 casos.

Pero entre los hombres cuyos niveles de APE estaban entre 10 y 19.9 ng/ml, los beneficios de la evaluación y el tratamiento fueron más razonables. Se tuvieron que evaluar 133 hombres para salvar una vida, según los investigadores.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022