Alimentación saludable y economía | 10 MAR 10

Por favor, ¡suban los precios!

Hamburguesas y pizzas más caras, una receta eficaz contra la obesidad.

Un estudio demuestra que encarecer la comida basura reduce la ingesta de calorías.

MARÍA VALERIO

¿Se tomaría usted esa hamburguesa si en lugar de un euro costase cinco? ¿Y qué me dice de esa chocolatina que sirve de merienda infantil? En medio de un intenso debate sobre la conveniencia de grabar con mayores impuestos los refrescos y otro tipo de 'comida basura', un ensayo demuestra por primera vez que esta estrategia es eficaz: cuanto más suben los precios de estos productos más descienden las calorías ingeridas.

Las conclusiones que han obtenido Kiyah Duffey, de la Universidad de Chapel Hill, en Carolina del Norte (EEUU), y su equipo son el fruto de 20 años de trabajo, que se inició en el año 1985 y finalizó en 2005. En estas dos décadas, los investigadores han seguido de cerca a más de 5.000 adultos de 18 a 30 años (participantes del estudio CARDIA) y han vigilado en paralelo sus hábitos alimenticios y el precio de los alimentos.

Según su análisis, publicado en las páginas de la revista 'Archives of Internal Medicine', el incremento de tan sólo un dólar en el precio de productos como la pizza o los refrescos se refleja en un descenso del consumo de este tipo de calorías.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas:
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021