Uso de dexametasona | 18 ENE 10

Hemorragia posterior a adeno-amigdalectomía en niños

En niños sometidos a adeno-amigdalectomía, la dexametasona intravenosa puede aumentar el riesgo de hemorragia post-operatoria.

Resumen estructurado:

Objetivo: evaluar si existe asociación dosis-dependiente entre la dexametasona y la probabilidad de reducir el riesgo de náuseas y vómitos postperatorios (NVPO) en las 24 h posteriores a la realización de una amigdalectomía (con/sin adenoidectomía).

Diseño: ensaño clínico aleatorizado (ECA) controlado con placebo.

Emplazamiento: hospitalario. Hospital Público Universitario de Ginebra (Suiza).

Población de estudio: niños de 2 a 17 años (215) que fueron intervenidos electivamente de amigdalectomía (con/sin adenoidectomía) por amigdalitis recurrente o apnea del sueño entre febrero de 2005 y diciembre de 2007. Criterios de exclusión: alergia y/o hipersensibilidad a dexametasona, tratamiento con corticoides o inmunoterapia en el último mes, retraso mental, medicación antiemética en las 24 horas previas a la cirugía, diabetes, antecedente de vacunación o de haber sufrido varicela en el mes previo a la intervención.

Intervención: los participantes se asignaron aleatoriamente a cuatro grupos: dexametasona (DEX): 0,05, 0,15, o 0,5 mg/kg, o placebo endovenoso inmediatamente después de la inducción de anestesia. La analgesia post operatoria se realizó con morfina y paracetamol-codeína. En caso de control insuficiente del dolor, se agregó ibuprofeno. Se efectuó seguimiento hasta el décimo día postoperatorio.

Medición del resultado: el resultado principal fue la presencia de NVPO a las 24 h. de la intervención. Los autores, en el momento del cálculo del tamaño de la muestra, consideraron como clínicamente importante una reducción del 25% de la incidencia de NVPO con DEX. Los resultados secundarios, registrados durante los diez días posteriores a la intervención, fueron: disminución del dolor, demora en reiniciar la alimentación, calidad del sueño de los niños, satisfacción global de enfermeras y padres y presencia de hemorragia (dividida en tres categorías: 1.- consulta por hemorragia pero sin evidencia de la misma en el examen físico; 2.- presencia de hemorragia activa en el examen físico que no requirió reintervención; 3 .-hemorragia activa que requirió intervención quirúrgica urgente).

Resultados principales: a las 24 h del post-operatorio, 24 (44%) de los participantes que recibieron placebo experimentaron NVPO comparado con 20 (38%), 13 (24%) y 6 (12%) de los que recibieron DEX a dosis de 0,05, 0,15 y 0,5 mg/kg, respectivamente (riesgo relativo ajustado [RRa]: 0,98; intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 0,57 a 1,42 para 0,05 mg/kg; RRa: 0,65; IC 95%: 0,33 a 1,1 para 0,15 mg/kg y RRa: 0,27; IC 95%: 0,1 a 0,63 para 0,5 mg/kg de DEX). Los niños que recibieron DEX en cualquiera de sus dosis requirieron significativamente menos ibuprofeno (P = 0,01). Hubo 26 episodios de hemorragia postoperatoria en 22 niños (10,6%). El 68% de ellos presentó la hemorragia después de las 24 h postoperatorias. Dos (4%) niños que recibieron placebo tuvieron hemorragia, comparado con seis (11%), dos (4%) y 12 (24%) que recibieron DEX en dosis de 0,05, 0,15 y 0,5 mg/kg, respectivamente (P = 0,003). La DEX a 0,5 mg/kg se asoció con el más alto riesgo de hemorragia (RRa: 6,80; IC 95%: 1,77 a 16,5). Ocho niños debieron ser reoperados de urgencia por hemorragia, todos los cuales habían recibido DEX en cualquiera de sus dosis (3/53 en dosis baja, 1/51 en dosis media y 4/50 en dosis alta). El ECA fue detenido por razones de seguridad.

Conclusión: la DEX disminuyó el riesgo de NVPO secundaria a amigdalectomía (con/sin adenoidectomía) de forma dosis-dependiente, pero se asoció a un aumento del riesgo de hemorragia postoperatoria.

Conflicto de intereses: algunos de los autores declaran antecedentes de relaciones contractuales temporales con algunas empresas farmacéuticas, sin relación con el estudio.

Fuentes de financiación: EBCAP Foundation (Evidence-Based Critical Care, Anaesthesia and Pain Treatment) y fondos institucionales. La DEX fue aportada por Mepha, Aesch/Basel, Suiza.

Comentario crítico:

Justificación: las amigdalectomías y las adenoidectomías se encuentran entre las intervenciones quirúrgicas más frecuentes en niños pudiendo presentar, entre sus complicaciones, NVPO, dolor y hemorragia. Para prevenir las NVPO en estos pacientes se recomienda ampliamente el uso de DEX por su efecto antiemético, analgésico, bajo costo y por la eventual disminución en el uso de antiinflamatorios no esteroideos, con la posibilidad teórica de una disminución del riesgo de hemorragia post-operatoria. Existen revisiones sistemáticas1,2 que apoyan el uso de DEX para disminuir la incidencia de NVPO. Sin embargo, no existen hasta el momento estudios que determinen la dosis más adecuada ni sus posibles efectos adversos

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023