Comorbilidades y polimedicación | 07 DIC 09

Riesgos de no tener en cuenta los fármacos que ya toma el paciente

Este proceso da lugar a errores en más del 52% de los pacientes que consumen múltiples medicamentos.

Cuando un anciano llega al hospital, los médicos que le atienden transcriben la lista de fármacos que toma habitualmente y añaden los destinados a tratar el problema que ha motivado su ingreso. Este proceso da lugar a errores en más del 52% de los pacientes que consumen múltiples medicamentos, según un estudio llevado a cabo en cuatro hospitales de las Islas Baleares y publicado en el último número de 'Medicina Clínica'.

La conciliación de la medicación, que consiste en conocer los productos que el paciente ingería previamente y compararlos con los que se le han prescrito en el centro hospitalario, es esencial para garantizar el correcto tratamiento de sus dolencias.

Las personas mayores polimedicadas son las que más sufren las consecuencias del incorrecto ajuste de sus terapias, y cuantas más visitas hagan a distintas instancias asistenciales, mayor será el riesgo para su salud.

"Aunque los profesionales de atención especializada pueden ver en el ordenador la medicación prescrita en los centros de primaria, muchas veces los sistemas no están automatizados", señala Olga Delgado, responsable del Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital Son Dureta de Palma de Mallorca y autora principal del trabajo.

Por eso, los médicos del hospital se ven obligados a copiar de nuevo esa información terapéutica. Y es en ese momento cuando surgen las equivocaciones: fármacos duplicados, dosis incorrectas, medicamentos que resultan innecesarios... "Lo más frecuente es que se produzcan omisiones, es decir, que se deje de pautar algo que el paciente necesita", afirma la farmacéutica. Las consecuencias de este último error dependerán de si el producto eliminado resulta o no esencial para el afectado.

Mayor concienciación de los profesionales
Delgado considera que los resultados de su estudio, que analizó los errores de conciliación en 600 pacientes tratados entre enero de 2006 hasta principios de 2008, plantean un panorama similar al de otros países. La experta cree que esta semejanza con otras naciones no debe conducir a bajar la guardia, ya que significa que la situación en España es tan preocupante como en el resto del mundo desarrollado.

Más de un 50% de ancianos polimedicados afectados por un error de conciliación no es una buena cifra. De no haberse detectado a tiempo, la mayoría de estos casos no habría causado mayores problemas. Pero, tal y como apunta la investigadora, "el 15% podría haber causado daño al paciente".

Una mayor concienciación de los profesionales y el desarrollo de protocolos de revisión de los fármacos que toma cada persona hospitalizada solventaría una parte del problema.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022