Un estudio prospectivo | 17 ENE 11

Prevalencia y distribución de lesiones pigmentadas solitarias orales

El propósito de éste estudio fue determinar la prevalencia relativa de lesiones pigmentadas solitarias orales en una población selecta de pacientes.
Autor/a: Dres. V De Giorgi, S Sestini, N Bruscino y col. JEADV 2009, 23, 1320–1323.

Desarrollo

En continuidad con la piel, la mucosa oral comparte muchas de sus propiedades y funciones.  Como en la piel, los cambios pigmentarios que involucran la cavidad oral están asociados con múltiples diagnósticos diferenciales.

Las lesiones pigmentadas de la cavidad oral pueden ocasionarse de una variedad de causas, ambas endógenas y exógenas, incluyendo etiologías benignas y malignas.

La pigmentación exógena es comúnmente secundaria a implantación de cuerpos extraños en la mucosa oral.  Los pigmentos endógenos incluyen melanina, hemoglobina, hemosiderina y carotenos.  Las lesiones pigmentadas de la mucosa oral pueden clasificarse clínicamente como multifocales y algunas veces como pigmentación macular difusa, incluyendo entidades como cambios fisiológicos (ej pigmentación racial), melanosis asociada a enfermedades (ej Enfermedad de Addison), melanosis asociada con el cigarrillo, melanosis inducida por drogas y pigmentación inducida por metales pesados, pigmentación solitaria focal incluyendo entidades como mácula oral melanótica, tatuaje por amalgama, nevo melanocítico, melanoacantoma y melanoma.

Las lesiones solitarias pigmentadas de origen melanocítico son poco comunes en la mucosa oral.  La revisión de la literatura no revela información con respecto a la frecuencia relativa de éstas lesiones.  El propósito de éste estudio es determinar la prevalencia relativa de lesiones pigmentadas orales solitarias en una población selecta de pacientes.

Este estudio incluyó a 265 pacientes, que concurrieron al Departamento de Dermatología de la Universidad de Florencia entre Marzo del 2006 y Julio del 2007.
 
A todos los pacientes un dermatólogo le realizaba un examen de piel total, quién detallaba el número de características clínicas (típicas o atípicas) y sitios de nevos melanocíticos.  Todas las lesiones maculares o sobrelevadas marrones mayores de 2 mm consideradas como nevos melanocíticos se contaban en todos los sitios incluyendo piel de pliegues, palmas, plantas y área genital.  Se definía a un nevo clínicalmente atípico si era mayor a 5 mm con un borde irregular y/o pigmentación irregular.  A todos los pacientes se les realizó un exámen de la cavidad oral, las lesiones pigmentadas de éstas áreas se contaban en 11 sitios anatómicos diferentes: borde del bermellón (inferior y superior), mucosa labial (superior e inferior), gingiva (mandíbula y maxilar), paladar, mucosa bucal, lengua, retromolar y piso de la boca.

La búsqueda de lesiones solitarias pigmentadas incluían lesiones melanocíticas, lesiones vasculares, tatuajes por amalgama, máculas melanóticas.  Para el diagnóstico se consideraba el número de lesiones orales, distribución, tamaño, forma y color de las lesiones, si tenían bordes regulares o irregulares, si eran pequeñas, simétricas y uniformes en color.  También se consideraban las características dermatoscópicas (cuándo era posible) para incrementar la agudeza diagnóstica de lesiones melanocíticas vs lesiones no melanocíticas y en particular de lesiones benignas vs malignas.  Se extirparon quirúrgicamente y se analizaron histológicamente todas las lesiones para clasificarlas correctamente.

Los antecedentes incluían los siguientes: inicio y duración de la lesión, presencia de hiperpigmentación cutánea asociada, presencia de signos y síntomas sistémicos (ej malestar, fatiga, pérdida de peso), uso de medicaciones prescriptas y no prescriptas, hábitos de fumador.  Se excluyeron las lesiones de labios que involucraban la piel, como así también cuando había una sospecha de pigmentación racial, un componente de enfermedad sistémica, o un síndrome.  Ningún paciente tenía historia de infección por virus de HIV.

La población en estudio consistió en 265 pacientes cuyas principales características se resúmen en la tabla 1.  La edad media fue de 37 años (rango 12-80 años).  Ciento sesenta y nueve pacientes (63.8%) presentaron un total de nevos menor de 30, 45 pacientes (17%) con 31-50 nevos totales, 40 pacientes (15.1%) con 51-100 nevos corporales totales, y 11 pacientes (4.1%) con más de 100 nevos corporales totales.

Tabla 1.  Principales características de los pacientes acorde a la presentación.

Características Nº (%)
Sexo .
Femenino 146 (55.1%)
Masculino 119 (44.9%)
Nevos totales en cuerpo .
Menos de 30 169 (63.8%)
31 - 50 45 (17%)
51 - 100 40 (15.1%)
Más de 100 11 (4.1%)
Nevos totales atipícos en cuerpo .
Menos de 5 225 (85%)
6 - 10 29 (11%)
Más de 10 11 (4%)
melanoma familiar .
Positiva 19 (7.1%)
Negativa 246 (92.8%)
Melanoma previo .
Positivo 9 (3.4%)
Negativo 256 (96.6%)

Doscientos veinticinco pacientes (85%) presentaron un total de nevos atípicos menor a 5, 29 pacientes (11%) con 6-10 nevos atípicos corporales, y 11 pacientes (4%) con más de 10 nevos corporales atípicos.

Diecinueve pacientes (7.1%) tenían una historia positiva de melanoma familar, 246 pacientes (92.8%) no presentaban historia positiva.

Nueve pacientes (3.4%) tenían historia positiva de un melanoma previo.  Se encontraron lesiones pigmentadas orales en 15 de 265 pacientes (5.7%).  La tabla 2 muestra las características clínicas e histopatológicas de 15 pacientes con lesiones pigmentadas orales.  Los casos ocurrieron en un rango etáreo (18-60), con un promedio de edad de 39.  El radio femenino-masculino fue 9:6.  Todos los pacientes presentaron lesiones simples, más frecuentemente localizados en bermellón inferior (6 casos), seguido de piso de boca ( 5 casos ), lengua (2 casos), gingiva ( 1 caso) y bermellón inferior (1 caso).  Las lesiones vasculares (hemangiomas, várices, trombos) fueron las lesiones más comunes comprendiendo el 2.6% de los pacientes, los nevos melanocíticos orales comprendieron el 1.5% y las máculas melanóticas y tatuaje amalgama fueron las lesiones menos comunes (0.8 cada una).  Es de interés destacar que durante el periodo de estudio no se observaron melanoacantomas, efélides, léntigo benigno ni melanoma.

Tabla 2.  Datos clínicos e histopatológicos de 15 pacientes con lesiones pigmentadas orales.

Caso Edad (años) Nevos corporales totales Nevos atípicos corporales totales Melanoma familiar Melanoma previo Diagnóstico histológico Localización Sexo
1 46 Menor a 30 0 Negativo Negativo Lesión vascular Bermellón inferior F
2 32 Menor a 30 0 Negativo Positivo Mácula melanótica Bermellón inferior F
3 25 31 - 50 1 - 5 Negativo Negativo Nevo melanocítico Bermellón inferior M
4 42 Menor a 30 0 Negativo Negativo Mácula melanótica Piso de la boca F
5 39 Menor a 30 0 Positivo Negativo Nevo melanocítico Lnegua F
6 40 Menor a 30 0 Negativo Negativo Nevo melanocítico Lengua M
7 35 Menor a 30 1 - 5 Negativo Negativo Tatuaje por amalgama Gingiva F
8 23 Menor a 30 1 - 5 Negativo Negativo Nevo melanocítico Bermellón Superior F
9 23 Menor a 30 0 Negativo Negativo Tatuaje por amalgama Piso de la boca M
10 60 Menor a 30 0 Negativo Negativo Lesión vascular Bermellón inferior M
11 18 31 - 50 1 - 5 Negativo Negativo Lesión vascular Piso de la boca F
12 25 31 - 50 0 Negativo Negativo Lesión vascular Bermellón inferior M
13 33 Menor a 30 0 Negativo Negativo Lesión vascular Piso de la boca M
14 52 Menor a 30 0 Negativo Negativo Lesión vascular Piso de la boca F
15 59 Menor a 30 0 Negativo Negativo Lesión vascular Bermellón inferior F
 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022