The New England Journal of Medicine | 26 JUN 09

Una angioplastia precoz es lo mejor después de un ataque cardiaco

Un estudio canadiense muestra una mayor supervivencia cuando se comparó con los que recibieron un tratamiento trombolítico.

Por Ed Edelson

Un nuevo estudio canadiense ofrece razones convincentes que apoyan las recomendaciones actuales de que la gente que recibe primero un tratamiento para disolver coágulos en caso de ataque cardiaco debe someterse tan pronto como sea posible a un angioplastia para abrir las arterias justo después.

"Este estudio fortalece las recomendaciones de las directrices", aseguró el Dr. Warren J. Cantor, profesor asistente de medicina de la Universidad de Toronto y autor principal de un informe que aparece en la edición del 25 de junio de la The New England Journal of Medicine. "La recomendación original se basó en un número limitado de ensayos. Éste es el ensayo más grande que se ha realizado hasta la fecha que analiza la estrategia de realizar una angioplastia de forma rutinaria después de la fibrinólisis. Este estudio confirma que es un método seguro que no incrementa la ocurrencia de sangrados de importancia, y que los pacientes obtienen mejores resultados cuando se someten a la angioplastia".

La angioplastia justo después de un ataque cardiaco es lo mejor, pero muchos centros médicos no están equipados para llevar a cabo el procedimiento de emergencia, apuntó Cantor. "En la mayoría de los centros de todo el mundo, los pacientes reciben un medicamento para destruir los coágulos", dijo. "Muchos pacientes se transfieren de forma rutinaria a un centro que pueda realizar la angioplastia".

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021