Publicado en "Nature Genetics" | 19 MAY 09

Los genes del reloj biológico femenino

Cuatro trabajos analizan las claves genéticas de la menarquia y la menopausia. Los resultados revelan la interacción entre la altura, el peso y el desarrollo sexual.

CRISTINA DE MARTOS

Son dos periodos de transición importantes en la vida de una mujer. La menarquia y la menopausia conllevan enormes cambios y suceden en un momento concreto sin que sepamos aún muy bien por qué. Cuatro equipos de investigadores publican de forma simultánea los primeros datos sobre algunos de los genes que controlan la entrada y la salida de la mujer en la edad fértil.

La edad en la que una mujer tiene su primera y última regla no sólo es importante a nivel reproductivo sino por su asociación con diferentes patologías. El momento en el que esto sucede varía de una mujer a otra pero la literatura científica avala la existencia de un fuerte componente hereditario. La edad de la menarquia de las madres influye entre un 50% y un 75% en la de las hijas y lo mismo sucede con la de la menopausia, que se hereda entre un 50% y un 87%. A pesar de la gran influencia de los genes en ambos casos, todavía no se ha encontrado ninguna variación responsable de la aparición y desaparición del ciclo reproductivo femeninos.

Los estudios de asociación amplia del genoma brindan la oportunidad de rastrear el ADN de decenas de miles de personas en busca de pequeños ''rasgos'' genéticos asociados con cualquier condición. Este es, precisamente, el método de trabajo empleado por los cuatro equipos cuyas conclusiones hace públicas la revista ''Nature Genetics''.

Dos de ellos, procedentes de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) y de la organización islandesa deCODE Genetics, se centran en la genética de la menarquia. Los dos restantes, de la Facultad de Medicina de Harvard (EEUU) y del Centro Médico Erasmus (Holanda), analizan también las raíces de la menopausia. En total, más de 80.000 mujeres participaron en las diferentes investigaciones que arrojaron datos muy similares entre sí.

La altura y el peso están relacionados con la menarquia

La unidad mínima que conforma nuestro ADN es la base nitrogenada. Cada gen está compuesto de varias de estas bases que, en conjunto, dan lugar a un mensaje. Los cambios puntuales de una base nitrogenada se conocen como mutaciones de nucleótido simple (SNP) y generan una pequeña alteración en la información que transmite un determinado gen. Lo que buscaban precisamente estos trabajos eran SNPs que estuvieran relacionados con la edad en la que se producen estos dos fenómenos reproductivos.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022