Campaña de detección en el Hospital de Clínicas | 12 MAY 09

Vinculan el cáncer de próstata con el síndrome metabólico

El SM y los bajos niveles de testosterona aumentan el riesgo.

Nora Bär

Ayer, a las 8 en punto de la mañana estaba todo listo en la sección Urología del Hospital de Clínicas para comenzar con una semana intensa: hasta el viernes, los hombres mayores de 50 años pueden concurrir allí para que se les realicen en forma totalmente gratuita los exámenes de detección de cáncer de próstata, síndrome metabólico e hipogonadismo, un "cóctel" cuyos ingredientes influyen negativamente en la aparición y gravedad del tumor, que se presenta en los hombres con frecuencia creciente a medida que avanzan la séptima y octava décadas de vida. A los ochenta años, el riesgo de padecer cáncer de próstata es del 70%.

"Se sabe, desde hace varios años, que tanto la presencia de síndrome metabólico como la andropausia aumentan el riesgo y la malignidad del cáncer de próstata -explica el doctor Osvaldo Mazza, jefe de Urología del hospital-. Por eso en esta campaña, además de hacer la medición del antígeno prostático específico (PSA), que indica la presencia del tumor, decidimos agregar la detección de síndrome metabólico (conjunción de resistencia a la insulina, aumento de triglicéridos, bajos niveles de colesterol "bueno"e hipertensión arterial) y también de hipoandrogenismo (bajos niveles de testosterona)."

Según detalla Mazza, las evidencias que arroja la bibliografía médica sobre este vínculo patológico son múltiples.

Por ejemplo, un estudio noruego registró un aumento del 58% en pacientes de 50 a 60 años con alto índice de masa corporal (peso sobre el cuadrado de la altura). El Cancer Prevention Study , realizado durante 14 años en 816.000 personas, mostró que morían más pacientes obesos que no obesos, y que la insulinorresistencia producía más cáncer de próstata. Y otros trabajos permitieron comprobar que los japoneses tienen un riesgo mucho menor de este tipo de tumores, pero que si sus hijos nacen en los Estados Unidos y adoptan la dieta alta en grasas que se consume en ese país tienen el mismo riesgo que los norteamericanos. .

"El ácido araquidónico, presente en las grasas de origen animal, favorece el crecimiento rápido de muchos tumores -dice Mazza-. Reducir su consumo es una indicación habitual en muchos países. Nosotros queremos saber qué pasa con los argentinos. Y ahora tenemos la oportunidad de estudiar en la población local cuál es la relación entre los triglicéridos y el HDL [que indica resistencia a la insulina], y la del hipoandrogenismo y el cáncer de próstata.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022