Un estudio basado en la población | 03 AGO 09

Psoriasis y dislipemia

Se han observado varios trastornos de lípidos y lipoproteínas, la mayoría incluyendo incremento de triglicéridos y disminución de lipoproteínas de alta densidad (HDL).
Autor/a: Dres. Jacob Dreiher, Dalia Weitzman, Batya Davidovici y col. Acta Derm Venereol 2008

La psoriasis es una enfermedad crónica caracterizada por lesiones eritematoescamosas que afectan cuero cabelludo, tronco, superficies extensoras de miembros y área genital.
 
La psoriasis es altamente prevalente en la población general, principalmente como resultado de su naturaleza crónica y ausencia de cura.  Afecta cerca del 2-4% de la población.  La etiología es desconocida, pero se han propuesto mecanismos genéticos, metabólicos e inmunes.  La psoriasis se asocia con disminución de la calidad de vida y alto porcentaje de depresión.  Los pacientes con psoriasis leve o moderada se tratan con medicaciones tópicas.  Se reserva la terapia sistémica o fototerapia para los pacientes con psoriasis moderada o severa.

Muchos trabajadores de la salud no asocian a la psoriasis con un perfil de riesgo cardiovascular desfavorable, pero la evidencia muestra que esto puede ser la causa.

La psoriasis se asocia con marcadores sistémicos de inflamación, como incremento de la proteina C reactiva.  Se ha descripto un riesgo elevado de otras enfermedades con afectación inflamatoria.  La psoriasis se ha asociado con una alta frecuencia de eventos cardiovasculares, que parece relacionarse con la severidad y duración de la psoriasis.  Varios reportes han demostrado un incremento del riesgo para los factores de riesgo tradicionales, como cigarrillo, poca actividad física, hipertensión, obesidad, diabetes mellitus y síndrome metabólico (una combinación de obesidad central, diabetes mellitus tipo 2 o insulina resistencia, hipertensión y dislipemia combinada) en pacientes con psoriasis.

Se han observado varios trastornos de lípidos y lipoproteínas, la mayoría incluyendo incremento de triglicéridos y disminución de lipoproteínas de alta densidad (HDL).  En algunos estudios se encontró incremento significativo del colesterol total y de lipoproteínas de baja densidad (LDL).  Algunas medicaciones usadas para el tratamiento de la psoriasis, como los retinoides orales y la ciclosporina, pueden inducir dislipemia en algunos pacientes.

En estudios previos los autores describieron la asociación entre psoriasis y enfermedad cardiovascular isquémica y diabetes.  El propósito del corriente estudio fue determinar la asociación entre psoriasis y dislipemia.

Este estudio fue retrospectivo, utilizando datos de la organización proveedora de datos más grande de Israel (CHS).

El estudio incluyó 10.669 pacientes con psoriasis y 22.996 controles con niveles normales de lípidos, mayores de 20 años.  Los pacientes con psoriasis eran mayores que los controles (edad: 57.8 vs 54.8 años), predominio masculino (49.3% vs 41.1%), y estaban más frecuentemente asociados al cigarrillo, diabetes, hipertensión, obesidad e hipotiroidismo.  Se diagnosticó dislipemia en el 57.1% de los casos, comparado con el 47.4% de los controles.

El presente estudio es basado en la población, con gran número de pacientes con psoriasis y controles de la base de datos CHS.  Se asoció a los pacientes con psoriasis con una mayor prevalencia de dislipemia.

La asociación entre psoriasis y dislipemia es controversial.  La mayoría de los estudios incluyen pocos pacientes.  En otros estudios los niveles de colesterol en pacientes con psoriasis eran mayores, similares o menores.  Los niveles de LDL eran mayores o similares a los controles.  Los niveles de triglicéridos se reportaban mayores en pacientes con psoriasis de algunos estudios, pero no en otros.  Los niveles de HDL se reportaban previamente como menores, similares, o mayores entre los pacientes con psoriasis.

Se han sugerido varios mecanismos para el incremento del nivel de lípidos en psoriasis.  La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica, y la inflamación crónica se ha sugerido como parte del síndrome metabólico.  La psoriasis y el síndrome metabólico se caracterizan por el incremento de la actividad inmunológica de células T helper tipo 1.  El factor de necrosis tumoral alfa y la interleuquina 6 parecen jugar un rol central.  El factor de necrosis tumoral puede conducir a insulino resistencia inhibiendo la fosforilación mediada por tirosina del receptor de insulina, como así también del sustrato 1 del receptor de insulina.  El factor de necrosis tumoral alfa es un potente activador de la kinasa c-Jun amino-terminal, que estimula la activación de la proteina 1, un regulador mayor de la actividad pro-inflamatoria.  En estudios en ratones se mostró que la actividad de la kinasa c-Jun amino-terminal está anormalmente elevada en obesidad, mientras que su ausencia se asocia con disminución de la obesidad, mejora la sensibilidad a la insulina y la señal del receptor de la insulina.  Cuando se utilizan inhibidores del factor de necrosis tumoral alfa ocurre un incremento beneficioso potencial de HDL.

Otra explicación para la tendencia de desarrollar síndrome metabólico en pacientes con psoriasis podría estar relacionada con un estilo de vida poco saludable, incluyendo malos hábitos alimentarios, consumo de alcohol, estrés, ejercicio disminuido, que puede conducir al incremento de peso y al síndrome metabólico.

El síndrome metabólico por si mismo puede predisponer a un individuo al desarrollo de psoriasis, como se observó en un estudio caso-control en el cuál la obesidad se reportó como un factor de riesgo para la psoriasis.  Se encontraron autoanticuerpos reconociendo LDL oxidada en psoriasis.  Las anormalidades lipídicas observadas en pacientes psoriásicos pueden facilitar y mantener la reacción inflamatoria de la piel.  Los niveles de anticuerpos contra el LDL oxidado se reportan como relacionados con la severidad de la enfermedad.

La terapia con estatinas puede ser beneficiosa para los pacientes con psoriasis, ya que reducen la oxidación de LDL y pueden tener actividades inmunomoduladoras que pueden mejorar la psoriasis cutánea y causar un cambio de condición pro-inflamatoria a anti-inflamatoria en psoriasis.

Finalmente, algunas medicaciones utilizadas para el tratamiento de la psoriasis, como los retinoides orales y la ciclosporina, pueden inducir dislipemia en algunos pacientes, incluyendo hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia y disminución de la HDL.

Como conclusión, se observó asociación entre psoriasis y dislipemia.  Se necesitan más estudios prospectivos para establecer ésta observación.  No obstante, los autores sugieren que la psoriasis tiene un rol como un nuevo factor de riesgo para dislipemia.  Este estudio apoya a que la psoriasis podría asociarse con dislipemia, por lo que es prudente el seguimiento de pacientes psoriásicos por el desarrollo de factores de riesgo cardiovasculares.

¿Qué aporta éste artículo a la práctica dermatológica?

Reportes previos demostraron una asociación entre psoriasis y síndrome metabólico.  El objetivo de éste estudio fue determinar la sociación entre psoriasis y dislipemia.  Se comparaban los pacientes con psoriasis y controles con respecto a la prevalencia de dislipemia y niveles de lípidos.  Este estudio apoya a reportes previos sobre la asociación entre psoriasis y anormalidades de lípidos.


♦ Comentario y resúmen objetivo: Dra. Geraldina Rodríguez Rivello

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2020