Entrevista a Lawrence Lenke | 12 MAR 09

Escoliosis y genética

'Hasta que no conozcamos la genética de la escoliosis seguirá siendo complicado tratarla'

Es uno de los mejores médicos de EEUU y una eminencia en operaciones de columna.

MARÍA SAINZ

Sus cirugías no suelen durar menos de ocho horas. Son verdaderas obras de arquitectura de la columna vertebral. Tras 18 años especializado en operar deformidades espinales, y emulando al mismísimo doctor House, Lawrence Lenke recibe los casos más complicados, los que sus colegas no se atreven a tratar o no saben cómo. El 95% de sus pacientes ha sido derivado. Probablemente ésa sea una de las razones por las que su nombre ha figurado, durante seis años consecutivos, entre el listado de los mejores médicos de América.

Pero su fama también tiene mucho que ver con la clasificación bautizada en su honor. Desde el año 2000 su sistema, el Lenke, sirve para caracterizar el tipo de escoliosis que padecen los adolescentes de todo el mundo. Todo un honor para un médico que soñaba con ser cirujano cardiaco pero que, por "circunstancias de la vida", se topó con la cirugía ortopédica. En uno de tantos viajes que ha hecho a España, para "aprender y enseñar a los expertos", esta figura internacional ha recibido a elmundo.es.

Pregunta.- De todas las deformidades espinales está especializado en la escoliosis. La curvatura de la columna que lo caracteriza, ¿es un defecto de nacimiento o se puede desarrollar en la edad adulta?

Respuesta.- En la infancia, entre un 2% y un 3% de los niños desarrollará escoliosis. A menudo, es parcial, una leve curvatura, pero uno de cada 1.000 tendrá que someterse a cirugía. Aunque es multifactorial, está claro que cuenta con un marcado componente genético que esperamos haber descifrado en los próximos 10 ó 20 años. En cuanto a los adultos, se sabe menos de la escoliosis pero suele surgir con el paso de los años. Los últimos datos indican que un 5% la padecerá.

P.- ¿Qué medidas preventivas sugiere?

R.- La prevención comienza con la detección temprana. En el caso de las escoliosis, podría ser útil corregir un poco la postura con un corsé o, si hay que operar, suele ser mejor hacerlo cuanto antes. En los adultos ya es más complicado, el diagnóstico se da cuando ya presentan algún síntoma.

"En la infancia, entre un 2% y un 3% de los niños desarrollará escoliosis"

P.- ¿Cómo se trata?

R.- Para la escoliosis hay tres tipos de tratamientos. El primero es la observación; no todos los pacientes deben recibir una terapia activa, sobre todo si la desviación es pequeña o no hay síntomas. Otra opción son los corsés, el ejercicio o la terapia física. Los primeros se recomiendan a los más jóvenes, que todavía están en la etapa de crecimiento. La última alternativa es la cirugía. Se da en raras ocasiones y es una de las intervenciones más serias que se realizan ya que, dependiendo de la gravedad, puede durar hasta 15 horas.

P.- ¿Con estos tratamientos se evita que la columna siga deformándose?

R.- Sólo con la cirugía, y ésta se reserva para los casos más severos. Desgraciadamente, una vez que se identifica la escoliosis no hay otros métodos para corregirla completamente. Incluso los corsés que se les ponen a algunos niños son un tema controvertido, no se sabe si son verdaderamente eficaces. Hasta que no conozcamos el contenido genético de la escoliosis no vamos a poder predecir el progreso que va a seguir y, por eso, continuará siendo muy complicado tratarla.

P.- ¿Los propios pacientes pueden poner de su parte?

R.- No hay nada que la persona pueda hacer por sí misma para corregir la escoliosis. Ni el ejercicio, ni la quiropráctica, ni los electrodos en los músculos... Ninguna evidencia científica ha demostrado su eficacia. No corrigen ni previenen la progresión. Actualmente, si se va a curvar no hay nada que podamos hacer, tampoco bastaría con realizar ejercicio las 24 horas al día. Es algo parecido a lo que ocurre con la miopía, sólo se corrige completamente con la operación (y ésta sólo es aplicable en contadas ocasiones).

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022