"La verdad y otras mentiras" | 06 AGO 08

La divina Barbie es un "monstruo"

¿Soy bella? ¿Soy normal?
9
2
Fuente: IntraMed 

En el año 1959 el matrimonio de Ruth y Elliot Handler, dueños de la empresa de juguetes Mattel, crearon la muñeca Barbie. Eligieron ese nombre en honor a su pequeña hija. El producto fue un éxito sin precedentes en esa rama de la industria. El resto, ya se sabe, sólo son efectos colaterales. Consecuencias más o menos dramáticas que nadie mide. Fenómenos inobservables para quienes sólo tienen ojos para los números de las ventas y la poderosa cadena de las utilidades.

La humanidad ha tenido una larga tradición en construir muñecas como modelos ideales. El origen griego de la palabra “muñeca” es eiddon, que significa ídolo. Así se construye un estereotipo. Pero, ¿para qué sirve un estereotipo?

1. Clasifica y señala a las personas según la desviación respecto de él.

2. Nos permite extraer información rápidamente con unos pocos datos.

3. Es una ruta segura para el prejuicio y la discriminación.

La dulce Barbie se constituyó en un modelo de mujer. Un estereotipo de “rubia tarada” a la que millones de niñas en el mundo ubicaron en su horizonte sin formularse demasiadas preguntas. No está mal. Uno no elige lo que desea ser. Un complicado azar de razones no concientes y los vapores tóxicos de la atmósfera cultural en la que vive le ponen delante de las narices modelos a seguir, incluso cuando resulten peligrosos o inalcanzables.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas:
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021