Estudio italiano | 22 MAY 08

Afirman que el Punto G existe, pero no en todas las mujeres

Un ginecólogo italiano identificó su localización exacta a través de una serie de ecografías. Asegura que las mujeres que no lo tienen son incapaces de lograr un orgasmo vaginal. Otros expertos no están de acuerdo.
Fuente: Clarín 

Por: Mariana Iglesias

Pasaron más de 60 años desde que el alemán Ernst Gräfenberg describiera esa pequeña protuberancia femenina presente en ciertas vaginas. Y pasaron casi tres décadas desde que otros investigadores sexuales le pusieran nombre, Punto G, en honor a ese especialista alemán. Sin embargo, la ubicación de esta fuente inagotable de placer sigue siendo causa de disputas. Ahora, un profesor italiano dice que descubrió dónde está exactamente. Y explica a todos cómo encontrarlo.

Emmanuele Jannini da clases en la Universidad de L'Aquila. Y tuvo una idea: preguntarle a veinte mujeres si tenían o no orgasmos vaginales. Nueve dijeron que sí. Les hizo una ecografía transvaginal a todas. Y resultó que las nueve que habían dicho que sí, tenían un tejido más grueso que las otras once. Ese grosor, explicó Jannini, está entre la uretra y la vagina. Pero asegura que las mujeres que no tienen el engrosamiento no pueden experimentar el orgasmo vaginal: "¿Cómo sería posible un orgas mo si no hubiera nervios ni vasos para provocarlo?". Tenerlo tampoco es garantía de goce: "El orgasmo parte del cerebro, si no está en sintonía con el cuerpo no se produce", dice Jannini.

El italiano da pistas para encontrar el punto exacto: hay que buscar en la parte superior frontal de la vagina a un dedo de profundidad. No todas las mujeres, dice Jannini, tienen un punto G similar. En algunas la superficie es más grande y rugosa. El tamaño aumenta con el estímulo, y crece con la excitación. Es más efectiva la estimulación manual que la penetración. Para que quede claro: hay que imitar el gesto de llamar a alguien con el dedo.

No es la primera investigación del tema que hace Jannini. En 2002 publicó un trabajo que decía que en el Punto G hay glándulas (de Skene) y vasos cavernosos (el clítoris profundo) que tienen mediadores bioquímicos iguales que los de la erección masculina: "La óxido nítrico sintasa y la PDE5, que son la máquina bioquímica de la excitación".

El psiquiatra y sexólogo Adrián Sapetti, presidente de la Sociedad Argentina de Sexualidad Humana, cuenta que mediante estudios se vio que algunas mujeres tenían restos prostáticos en la vagina. Y que la existencia de una zona rugosa se asocia a la eyaculación femenina. "De todas maneras, no estoy de acuerdo con el determinismo biológico. Cada mujer es diferente, y cada una tiene una zona erógena distinta. No hay que buscar este punto obsesivamente porque no es fácil encontrarlo. Un gran error es confundirlo con el clítoris".

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022