La soledad y la PNIE | 31 OCT 07

Solitarios (Escepticemia)

Sobre el impacto biológico de la soledad y la psiconeuroinmunología
Fuente: Doyma 

Autor: Gonzalo Casino
gcasino@cardiel.net

Para calibrar hasta qué punto el hombre es un animal social basta tener presente que la soledad es probablemente lo que más nos entristece. La calidad de  los lazos humanos es un componente esencial de la felicidad, y por eso  cuando la soledad no es algo elegido la vida de una persona se resiente. Numerosos estudios epidemiológicos han mostrado que las personas solas tienen más infecciones y problemas cardiovasculares, entre otros problemas de salud, así como mayor mortalidad. Una intrigante cuestión pendiente de esclarecer es si estos riesgos de la soledad se derivan de la falta de recursos sociales, ya sean económicos o personales, o tienen que ver también con alguna alteración biológica derivada del aislamiento social. Aunque esta cuestión está lejos de resolverse, una pequeña investigación ha introducido cierta luz al relacionar la soledad crónica con un patrón de expresión genética que, como era de esperar, hace que el organismo de los solitarios sea más vulnerable.

Lo que insinúa esta investigación es que los sentimientos de soledad debilitan el sistema inmunitario. Sus autores, de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y de la Universidad de Chicago, utilizaron micromatrices multigénicas (microarrays o chips genéticos) para estudiar la actividad de los 209 genes humanos conocidos relacionados con los leucocitos en 14 personas: seis con problemas de soledad y las ocho restantes con buenos lazos sociales (la valoración de hizo con la UCLA Loneliness Scale, tomando personas por debajo del percentil 15 y por encima del 85). Los investigadores decubrieron que la expresión génica de los 209 genes era diferente entre ambos grupos: había 78 sobreexpresados en el grupo de los solitarios (entre ellos, genes implicados en la inflamación y la activación del sistema inmunológico), y otros 131 que estaban infraexpresados, incluyendo algunos implicados en la respuesta contra virus y la producción de anticuerpos. Este distinto patrón de expresión génica era independiente, según los investigadores, de otros factores de riesgo, como el estado de salud, la edad, el peso o la medicación.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022