Sus riesgos y complicaciones | 26 SEP 07

Tratamiento de las hernias inguinales asintomáticas

La reparación de la hernia inguinal es una de las operaciones más comunes, con tasas que van desde 10 por 10.000 habitantes en el Reino Unido al 28 por 10.000 habitantes en los Estados Unidos.
2
1
Autor/a: Dres. Chung L, O’Dweyer PJ Fuente: Comentario y resumen objetivo: Dr. Rodolfo Altrudi Surgeon. 2007 Apr;5(2):95-100; quiz 100, 121
INDICE:  1. Desarrollo | 2. Bibliografía
Desarrollo

La mayoría de las hernias inguinales ocasionan una leve a moderada molestia, que se incrementa con la actividad. Hasta un tercio de los pacientes con una hernia inguinal programados para cirugía tienen una tumoración asintomática. Las hernias inguinales constituyen un problema socioeconómico significativo con costos directos para el servicio de salud e indirectos para la economía debido al tiempo no laboral que sigue a la operación. Además, la morbilidad asociada con la operación es, a menudo, subestimada. Por lo tanto, es importante revisar críticamente los riesgos y complicaciones relacionadas con la reparación herniaria en aquellos con síntomas mínimos, para formular la mejor estrategia de tratamiento es esos pacientes.

Introducción

Las hernias de la pared abdominal son comunes, con una prevalencia reportada de aproximadamente 1,7% para todas las edades y casi del 4% en la población de 45 o más años de edad. Las hernias inguinales son responsables por aproximadamente el 75% de todas las hernias de la pared abdominal con un riesgo de presentarlas durante el transcurso de la vida del 27% en los hombres y del 3% en las mujeres [1]. La reparación de la hernia inguinal es una de las operaciones más comunes en cirugía general, con un rango de 10 por cada 10.000 habitantes en el Reino Unido y de 28 por cada 10.000 habitantes en los Estados Unidos [2]. La reparación inguinal representó el 65,7% de todas las reparaciones de hernias de la pared abdominal realizadas en los Estados Unidos en 1996 [3].

La mayoría de las hernias inguinales causa un malestar leve a moderado que aumenta con la actividad. En un estudio prospectivo de dolor por una hernia inguinal se halló que dos tercios de los pacientes reportaron dolor en el sitio de ubicación de la hernia al momento de la consulta. Aquellos con una hernia indirecta tuvieron significativamente más probabilidad de quejarse de dolor en comparación con los que presentaban una hernia directa. El 90% de los pacientes tenían una probabilidad calculada de presentar dolor dentro de los 10 años de tener una hernia. El dolor severo es infrecuente en los pacientes con hernia inguinal con sólo un 1,5% y un 10,2% de pacientes reportando dolor severo en reposo y en movimiento, respectivamente [4]. Un estudio prospectivo de 699 pacientes encontró que un tercio de aquellos con hernia inguinal programados para cirugía no tenían síntomas atribuibles a la hernia [5].

Las hernias inguinales son un problema socioeconómico significativo, con costos directos para el servicio de salud e indirectos para la economía, debido al tiempo sin trabajar y a la morbilidad asociada con la operación, por nombrar unas pocas causas. Teniendo en cuenta que hasta un tercio de los pacientes con una hernia inguinal están asintomáticos, es importante revisar críticamente los riesgos y complicaciones relacionadas con portar una hernia inguinal y con la reparación de la misma, para formular la mejor estrategia de manejo para los pacientes sin síntomas.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021