Artículo de revisión | 25 MAY 05

Encefalitis virósica: Diagnóstico y tratamiento

La siguiente es una actualización de los conocimientos sobre la encefalitis virósica y las últimas recomendaciones sobre diagnóstico su y tratamiento.
Autor/a: Dres. Steinera I, Budkab A, Chaudhuric A, et al. Fuente: Comentario: Dr. Ricardo Ferreira European Journal of Neurology 2005, 12: 331–343

Introducción

El compromiso del sistema nervioso central (SNC) es una manifestación infrecuente de las virosis. Para que esto ocurra intervienen varios factores como el tipo de virus, el estado inmunológico del huésped y diversos factores ambientales. Es importante el diagnóstico precóz y el tratamiento adecuado para reducir al máximo la posibilidad de secuelas en el SNC. Esta revisión es una búsqueda a través de la literatura médica de todos los artículos relevantes sobre el tema de encefalitis virósica. Como resultado de ésta búsqueda surgieron las recomendaciones sobre los métodos de diagnóstico y el enfoque terapéutico.

Definición

La encefalitis virósica es la presencia de un proceso inflamatorio causado por virus en el parénquima cerebral, asociado con evidencia clínica de disfunción cerebral. Los virus responsables más comunes son Herpes simple del tipo 1, varicela-herpes, Epstein-Barr, paperas, sarampión y enterovirus.

Manifestaciones clínicas e información personal y ambiental relevante

El diagnóstico de encefalitis virósica se sospecha en el contexto de un estado febril asociado con cefalea, alteración del nivel de conciencia y síntomas y signos de disfunción cerebral. Estos últimos pueden ser cognoscitivos (trastornos de la memoria), comportamiento (desorientación, alucinaciones, psicosis, agitación y cambios de la personalidad), focales (anomia o comportamiento bizarro, disfasia, hemiparesia, hemianopsia, etc) y convulsiones.

Entre los antecedentes importantes hay que investigar: zona geográfica, actividad laboral, viaje recientemente realizado, picadura de insecto, convivencia con animales y la época estacional en que se presentó la enfermedad. La condición médica del paciente es importante ya que ciertos virus solamente causan encefalitis o lo hacen con más frecuencia en individuos inmunosuprimidos (infección por VIH, trasplantados, pacientes con tumores que reciben quimioterapia, etc). El curso de la enfermedad también es importante (los enterovirus tienen un curso bifásico característico), así como la presencia de otros signos ajenos al SNC (hemorragias en la fiebre hemorrágica, hidrofobia en la rabia o erupciones cutáneas en el sarampión). 

Estudios complementarios

Laboratorio

La linfocitosis es común en los enterovirus, mientras que una eritrosedimentación elevada es una característica de las infecciones bacterianas.

EEG

El EEG no es de ayuda diagnóstica y solamente sirve para indicar compromiso del SNC y la evolución favorable o no del paciente a través de EEG seriados. Una excepción sería la encefalitis por herpes simple que tiene signos típicos en el EEG (foco temporal con descargas epileptiformes periódicas lateralizadas). Estos hallazgos se presentan entre los días 2 a 4 de la enfermedad.

Estudios por imágenes

A) Imagen de resonancia magnética (IRM)


La IRM es más sensible y específica que la tomografía computada (TC) para la evaluación de la encefalitis viral. Las ventajas de la IRM incluyen el empleo de radiación no ionizante, capacidad de imagen multiplanar, mayor contraste del tejido blando, detección precoz de la encefalitis y alta resolución anatómica. La IRM también sirve para controlar el seguimiento.

En el caso de la encefalitis herpética existe un compromiso característico del gyrus cingulado (una parte de la corteza cerebelar) y del lóbulo temporal con signos de edema y mayor señal de captación.

La IRM y la TC son buenas herramientas para detectar las encefalitis por virus oportunistas en la enfermedad por VIH. La toxoplasmosis muestra lesiones en los ganglios basales, la criptocococis pseudoquistes gelatinosos, la encefalitis por citomegalovirus muestra aumento difuso de intensidad de la sustancia blanca.

El virus de la varicela cuando afecta el SNC produce arteritis vascular con lesiones de isquemia/hemorragia de los grandes vasos que también son detectadas por la IRM.

Cultivo de virus

El método por excelencia para el diagnóstico de encefalitis es el aislamiento del virus, actualmente reemplazado por la detección de ácidos nucleicos específicos, obtenido del líquido cefalorraquídeo (LCR) o del cerebro. Otro método diagnóstico es la detección de anticuerpos intratecales específicos para un determinado virus.

Los cultivos de virus a partir de LCR se realizan sobre diferentes líneas celulares como fibroblastos cutáneos de embrión humano o células epiteliales amnióticas. Las células son evaluadas diariamente en busca de efectos citopáticos y los hallazgos se confirman por una prueba de anticuerpo con inmunofluorescencia. Los cultivos se logran bien con la encefalitis por enterovirus, pero rara ve

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022