Estudio en la mosca de la fruta (neurodegeneración) | 25 JUL 22

El daño de la exposición a la luz azul aumenta con la edad

La exposición diaria de por vida a la luz azul tiene efectos dañinos en el cerebro, las habilidades motoras y la vida útil del organismo modelo
Autor/a: Yujuan Song, Jun Yang, Alexander D. Law, David A. Hendrix, Doris Kretzschmar, et al. Fuente: npj Aging Age-dependent effects of blue light exposure on lifespan, neurodegeneration, and mitochondria physiology in Drosophila melanogaster

Efectos dependientes de la edad de la exposición a la luz azul sobre la vida útil, la neurodegeneración y la fisiología de las mitocondrias en Drosophila melanogaster

Resumen

La luz azul es un componente predominante de los dispositivos emisores de luz (LED), cada vez más presentes en nuestro entorno. Ya hay evidencia acumulada de que la exposición a la luz azul causa daño a las células de la retina in vitro e in vivo; sin embargo, se sabe mucho menos sobre los efectos potenciales de la luz azul en las células no retinales. Que la luz azul puede ser perjudicial a nivel del organismo independientemente del efecto en la retina se demostró recientemente por los hallazgos de que reduce la vida útil en gusanos y también en moscas con retinas genéticamente ablacionadas.

Aquí, investigamos los efectos de la exposición a la luz azul a lo largo de la vida de la mosca y descubrimos que la susceptibilidad al estrés por luz azul depende en gran medida de la edad. La luz azul de la misma intensidad y duración redujo la supervivencia y aumentó la neurodegeneración más significativamente en moscas viejas que en moscas jóvenes. Estas diferencias parecen ser causadas, al menos en parte, por alteraciones de la función respiratoria mitocondrial. Informamos que la luz azul reduce significativamente la actividad del Complejo II en el sistema de transporte de electrones y disminuye la actividad bioquímica de la succinato deshidrogenasa en moscas jóvenes y viejas.

Además, las actividades del complejo I y del complejo IV se reducen con la edad, al igual que los niveles de ATP. Por lo tanto, proponemos que las moscas más viejas son más sensibles a la luz azul porque el daño mitocondrial inducido por la luz potencia las deficiencias relacionadas con la edad en el metabolismo energético que se producen incluso en la oscuridad.

En conjunto, nuestros resultados muestran que los efectos dañinos de la luz azul a nivel del organismo dependen en gran medida de la edad y están asociados con una actividad reducida de componentes específicos de las vías de producción de energía en las mitocondrias.


Comentarios

Los efectos dañinos de la exposición diaria y de por vida a la luz azul que emana de los teléfonos, las computadoras y los accesorios del hogar empeoran a medida que la persona envejece, según sugiere una nueva investigación de la Universidad Estatal de Oregón.

El estudio, publicado en Nature Partner Journals Aging, involucró a Drosophila melanogaster, la mosca común de la fruta, un organismo modelo importante debido a los mecanismos celulares y de desarrollo que comparte con otros animales y humanos.

Jaga Giebultowicz, investigador de la Facultad de Ciencias de OSU que estudia los relojes biológicos, dirigió una colaboración que examinó la tasa de supervivencia de las moscas mantenidas en la oscuridad y luego se trasladaron a edades progresivamente mayores a un entorno de luz azul constante de diodos emisores de luz, o LED.

Las transiciones de oscuridad a luz ocurrieron a las edades de dos, 20, 40 y 60 días, y el estudio involucró el efecto de la luz azul en las mitocondrias de las células de las moscas.

Las mitocondrias actúan como la planta de energía de una célula, generando trifosfato de adenosina o ATP, una fuente de energía química.

En una investigación anterior, Giebultowicz demostró que la exposición prolongada a la luz azul afectaba la longevidad de las moscas, independientemente de si brillaba en sus ojos.

“El aspecto novedoso de este nuevo estudio muestra que la exposición crónica a la luz azul puede afectar las vías de producción de energía incluso en células que no están especializadas en detectar la luz”, dijo Giebultowicz. “Determinamos que las reacciones específicas en las mitocondrias se redujeron drásticamente con la luz azul, mientras que otras reacciones se redujeron con la edad, independientemente de la luz azul. Puede pensar en ello como la exposición a la luz azul que agrega insulto a la lesión en las moscas envejecidas”.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022