Una guía para la práctica clínica | 10 MAY 22

Oxigenoterapia domiciliaria

Se prescribe con mayor frecuencia a pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).
Autor/a: Christine F McDonald  Fuente: Aust Prescr 2022;45:21-4  Home oxygen therapy

Resumen

  • La oxigenoterapia domiciliaria a largo plazo mejora la supervivencia en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica e hipoxemia persistente y grave. No está claro que este beneficio se extienda a pacientes con otras enfermedades pulmonares crónicas.
     
  • El oxígeno es un tratamiento para la hipoxemia, no para la disnea. Para confirmar la hipoxemia, se recomienda un análisis de gases en sangre antes de prescribir oxígeno.
     
  • Hay pruebas limitadas y contradictorias de que el oxígeno portátil para uso en esfuerzo es beneficioso para los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica que no tienen hipoxemia grave. Los estudios de laboratorio muestran mejoras en la capacidad de ejercicio y la disnea, pero esto no se traduce en beneficios significativos en el ámbito doméstico.
     
  • Se debe educar a los pacientes sobre los beneficios, riesgos y cargas esperados de la oxigenoterapia domiciliaria. Es particularmente importante que el paciente no fume.


Introducción

El oxígeno es un medicamento que se usa a menudo en emergencias médicas. El gas también se puede recetar para uso a largo plazo por parte de pacientes con afecciones respiratorias crónicas.

El oxígeno está indicado para el tratamiento de la hipoxemia, pero no para el síntoma de disnea.

La oxigenoterapia a largo plazo se prescribe con mayor frecuencia a pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Si bien el oxígeno puede mejorar la supervivencia, no todos los pacientes se beneficiarán, por lo que la prescripción de la oxigenoterapia debe guiarse por la evidencia de los ensayos clínicos. Si bien los resultados de los estudios en la EPOC se han extrapolado a pacientes hipoxémicos con otras enfermedades pulmonares, falta evidencia de beneficio.

Oxigenoterapia continua a largo plazo

La prescripción de oxigenoterapia continua a largo plazo se basa en dos estudios que demostraron una mejor supervivencia en pacientes con EPOC e hipoxemia grave. En el estudio del Consejo de Investigación Médica del Reino Unido, a los pacientes se les prescribió 15 horas de oxígeno por día o nada de oxígeno. La mortalidad a los tres años fue del 66% en el grupo control y del 42,5% en el grupo oxígeno.

A 2 pacientes en el ensayo de tratamiento de oxígeno nocturno (NOTT) de EE. UU. se les prescribió oxígeno continuo (un promedio de aproximadamente 18 horas/día) u oxígeno nocturno. La mortalidad en el grupo de oxigenoterapia nocturna fue 1,94 veces mayor que la del grupo de oxigenoterapia continua (p=0,01). Los resultados de estos ensayos alteraron significativamente el tratamiento de la EPOC hipoxémica.

El oxígeno domiciliario era hasta hace poco tiempo la única terapia (aparte de dejar de fumar) conocida por reducir significativamente la mortalidad. La mayoría de las guías internacionales se basan en los criterios de ingreso a estos ensayos.

  • Recomiendan que se debe considerar el oxígeno para pacientes con EPOC estable, que tienen una presión parcial de oxígeno en sangre arterial (Pa0 2) de: 55 mm Hg o menos en reposo cuando está despierto y respira aire.
     
  • 56-59 mmHg si tienen policitemia (hematocrito >0,55) o evidencia clínica, electrocardiográfica o ecocardiográfica de hipertensión pulmonar o insuficiencia cardiaca derecha.

Antes de prescribir oxígeno, la condición del paciente debe ser estable y todos los factores reversibles, como la enfermedad pulmonar subyacente y las comorbilidades, por ejemplo, anemia o apnea del sueño, deben haber sido tratados en la medida de lo posible.

El oxígeno continuo se administra a través de un concentrador estacionario, un dispositivo eléctrico que extrae nitrógeno del aire de la habitación, y se debe prescribir durante al menos 15 horas al día. El caudal debe ajustarse para mantener la Pa0 2 por encima de 60 mmHg, en reposo. Se puede considerar aumentar las tasas de flujo en 1 L/minuto durante el sueño, el esfuerzo y los viajes aéreos.

Se puede proporcionar oxígeno de un cilindro portátil o un concentrador de oxígeno portátil alimentado por batería para uso fuera de la casa para pacientes que son físicamente activos y desean maximizar la cantidad de horas que reciben oxígeno.

Oxigenoterapia ambulatoria

Se puede proporcionar oxígeno ambulatorio a pacientes que tienen:

  • Hipoxemia grave en reposo y son físicamente activos, para maximizar el beneficio de supervivencia al aumentar la duración de su terapia.
     
  • Una mejora en la capacidad de ejercicio en respuesta al oxígeno ambulatorio en una prueba de ejercicio funcional basada en laboratorio (generalmente una prueba de caminata de 6 minutos).

A pesar de algunos pequeños beneficios agudos durante las pruebas de laboratorio, un ensayo controlado aleatorio doble ciego australiano de oxigenoterapia o aire en pacientes con EPOC sin hipoxemia significativa en reposo no encontró un mayor alivio de la disnea durante las actividades de la vida diaria en el grupo de oxígeno. Esto plantea la posibilidad de que los pequeños beneficios en ambos grupos estuvieran relacionados con un efecto placebo o un efecto del flujo de gas en la cara.  

La oxigenoterapia durante la rehabilitación pulmonar

La suplementación con oxígeno durante la rehabilitación pulmonar en pacientes con EPOC que se desaturan con el esfuerzo no es más beneficiosa que la suplementación con aire. Esto se demostró en un ensayo controlado aleatorio doble ciego, que comparó el oxígeno y el aire administrados a 6 L/minuto. Estos resultados concuerdan con los de un metanálisis anterior.

Oxigenoterapia nocturna

Dos estudios pequeños, publicados hace más de 20 años, investigaron el impacto de la oxigenoterapia nocturna en pacientes con EPOC que desaturaban por debajo del 85 % o el 90 % durante más de un tercio de la noche. Aunque un estudio mostró una tendencia a mejorar las presiones de la arteria pulmonar en los asignados al azar para recibir oxígeno nocturno, no se observó ningún beneficio en el otro estudio.

El ensayo International Nocturnal Oxygen (INOX) también investigó a pacientes con EPOC y desaturación nocturna. Fue diseñado para evaluar si el oxígeno suplementario administrado a través de un concentrador retrasaría la muerte o la progresión a la oxigenoterapia continua a largo plazo durante más tiempo que el oxígeno simulado (aire administrado a través del dispositivo idéntico). Las dificultades de reclutamiento y retención llevaron a la interrupción prematura del ensayo, después del reclutamiento de solo 243 de los 600 pacientes proyectados, sin que se observaran beneficios.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022