Enfermedad inflamatoria intestinal e intestino irritable | 02 ENE 19
Las diferencias del microbioma distinguen enfermedades intestinales
Los resultados podrían ayudar a distinguir entre pacientes con EII e SII, además de ayudar en la identificación de nuevos objetivos terapéuticos
10
2
Autor: Arnau Vich Vila, Floris Imhann, Valerie Collij, Soesma A. Jankipersadsing, Thomas Gurry, Zlatan Mujagic Fuente: Science Translational Medicine 19 Dec 2018: Vol. 10, Issue 472, eaap8914 DOI: 10.1126/scitranslmed.aap8914  Gut microbiota composition and functional changes in inflammatory bowel disease and irritable bowel syndrome

Un estudio en más de 1700 individuos reveló diferencias en la composición y función de los microbiomas intestinales entre pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal (EII) y síndrome de intestino irritable (SII). Los resultados podrían ayudar a distinguir entre pacientes con EII e SII, además de ayudar en la identificación de nuevos objetivos terapéuticos.

EII y SII son dos de los trastornos gastrointestinales más comunes, afectando respectivamente a un 0,5 % y un 21 % de la población mundial. Estas condiciones afectan a la calidad de vida de los pacientes y son responsables de una carga económica de más de 10 000 millones de euros anuales para Estados Unidos y Europa combinados.

Los cambios en el microbioma intestinal están asociados a ambos trastornos

Los investigadores han encontrado que los cambios en el microbioma intestinal están asociados a ambos trastornos, pero pocos estudios han perfilado completamente la comunidad de bacterias intestinales presentes en los pacientes con EII y SII.

Con el fin de cerrar esta brecha, Arnau Vich Vila et al. secuenciaron muestras de heces de 355 pacientes con EII, 412 pacientes con SII y 1025 controles. Identificaron grupos de bacterias que se asociaron a EII y SII, y comprobaron que ambos grupos de pacientes presentaban una reducción en la diversidad de especies beneficiosas y una mayor diversidad en especies causantes de enfermedades.

Además, las tasas de crecimiento bacteriano presentaban alteraciones en nueve especies en pacientes con EII y en una especie en pacientes con SII, y ambos grupos mostraron una mayor abundancia de proteínas asociadas con la resistencia a los antibióticos.

A continuación, los autores combinaron sus datos con técnicas de aprendizaje automático para crear un modelo que puede discriminar entre EII y SII, si bien afirman que en estudios adicionales se debería validar la precisión del modelo y caracterizar mejor las vías microbianas en juego.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí