Eliminan la reposición de donantes y la discriminación por la orientación sexual | 16 SEP 15
Nuevas normas para la donación de sangre
Emitidas por el Ministerio de Salud de la Nación.
1

Para avanzar hacia un sistema nacional de sangre seguro, solidario e inclusivo, los nuevos requisitos eliminan la exigencia de reposición de donantes para quien necesite transfusiones y la anterior imposibilidad de donar para los miembros de la comunidad LGTB.

El ministro de Salud de la Nación, Daniel Gollan, firmó hoy las resoluciones 1507, 1508 y 1509 vinculadas a la donación de sangre por las cuales se pone fin a la discriminación institucional hacia la comunidad LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales), a quienes se les impedía donar, y a la exigencia por parte de los hospitales de reposición de sangre a un paciente que necesite o no transfusiones. La última resolución incluye nuevo material de información para el donante, un nuevo cuestionario y la posibilidad de autoexclusión confidencial post-donación.

"A partir de estas medidas la sangre en Argentina va a ser más segura de lo que ya era", aseguró el ministro luego de la firma de las resoluciones en la sede de la cartera sanitaria nacional, durante un acto que contó con las presencias del secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda; del interventor del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), Pedro Mouratian; del presidente de la Fundación Huésped, Pedro Cahn, y de representantes de las organizaciones no gubernamentales que participaron del proceso de modificación de las normativas.

En un repaso histórico de la epidemia del VIH/SIDA, Gollan recordó que "durante mucho tiempo la gente creyó que si tenía una relación con una persona homosexual corría más riesgos que teniéndolas con una persona heterosexual. La epidemia se encargó de demostrar que no era así y que lo que había que resguardar eran las prácticas y las conductas que podían ser de riesgo". Modificar esta falsa creencia "costó tiempo y probablemente costó que muchas personas se infectaran por vivir con este prejuicio", expresó el ministro.

El titular de la cartera sanitaria nacional señaló que "lo que estamos haciendo está avalado científica y técnicamente" y "basado en un criterio sanitario que sustituye al viejo concepto de 'grupos de riesgo' por la cuestión real de situaciones de riesgo incrementado", en alusión a las relaciones sexuales desprotegidas.

Según Gollan, se puede concluir que esta política no sólo "es científicamente indubitable" sino que, además, "desde el punto de vista de género es un derecho más que debemos ampliar y reconocer para terminar con todo tipo de discriminación en nuestro país".

En coincidencia, Cahn afirmó que "a partir de hoy, gracias a esta decisión política que se ha tomado, la sangre en la Argentina es más segura" porque "ahora vamos a tener, en todo caso, una autoexclusión por la conducta y no una exclusión forzada por una cuestión estigmatizante y discriminatoria".

Además, el titular de Fundación Huésped subrayó que esa entidad viene trabajando desde hace 27 años en la lucha contra el SIDA y otras enfermedades infecciosas por lo que "no estaríamos sentados aquí si tuviéramos la más mínima duda de que esto pudiera conllevar algún peligro para las personas que tienen que recibir transfusiones de sangre".

Cahn también se refirió a la eliminación de la exigencia de reposición de sangre a los pacientes a la que consideró "una medida solidaria con los demás" al "no exigir la donación de sangre forzada" porque "eso también genera riesgo y termina muchas veces en el donante pago".

Por su parte, Martín Fresneda declaró que "este es un día en el cual los derechos y la ciencia le ganan a los prejuicios" y agregó que para estas decisiones "hay que tener coraje pero también conciencia, y creo que dentro del Ministerio de Salud de la Nación existen estas dos características". También expresó que "es imprescindible para la salud pública que tengamos un reservorio de sangre que dependa de la política pública pero también de la honradez, de una conducta transparente y de un cuidado de la propia vida y de la de los otros".

A su turno, el secretario de Salud Comunitaria, Nicolás Kreplak, destacó el carácter participativo del proceso mediante el cual se concretaron las nuevas medidas. "Muchísimas de las políticas que nosotros estamos llevando adelante fueron iniciativas de los compañeros y compañeras de los distintos sectores y organizaciones que conocen muy bien las problemáticas y las plantearon para que nosotros pudiéramos transformarlas en políticas públicas". Kreplak acotó que "esto es el resultado de un trabajo serio, con muchísimos actores, y que solos, desde el Estado, no lo hubiéramos podido hacer".

Además, el subsecretario de Políticas, Regulación e Institutos, Pablo Kohan, se refirió al nuevo material informativo y al cuestionario pre-donación: "Apelamos a que cuanta más información tenga el donante, mejor va a ser la calidad de la donación. El funcionario explicó que "está demostrado en todo el mundo que un sistema de donación de sangre que sea solidario y que contemple al sujeto que va a donar como la persona más importante, es lo que garantiza un buen sistema de sangre".

Kohan también hizo referencia a la posibilidad de autoexclusión confidencial post-donación para cuando alguien se siente obligado por su entorno a ir a donar: "Apelamos una vez más al ejercicio de ciudadanía, proponiéndoles a las personas que, si se sintieron presionadas y piensan que su sangre no debe ser utilizada, nos lo digan de manera anónima, a la salida de la extracción".

Por otro lado, Mouratian manifestó que "no podemos sentirnos más que orgullosos de formar parte de este desafío que significa una nueva mirada respecto de la donación de sangre y que la reposición no sea una exigencia más". El interventor de INADI destacó que las medidas llevan "a la posibilidad de que cada uno de nosotros nos sintamos contenidos y respaldados por el sistema de salud".

Finalmente, el presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), César Cigliutti, destacó la calidad del cuestionario pre-donación ya que "garantiza más y mejor tanto el hecho de donar sangre como el de recibirla. Porque se hacen las preguntas correctas, sin ningún tipo de prejuicio, sin pensar que el virus se transmite a través de una orientación sexual o de una identidad de género". Así, para Cigliutti hoy "es un día de reconocimiento y de agradecimiento al Ministerio de Salud y a todo su equipo porque nuestros quince años de lucha tuvieron un buen final".

Además de los cambios, se lanzarán nuevas herramientas para promover la donación voluntaria con el objetivo de concientizar a la población en estas temáticas, vinculadas en su integridad a los derechos humanos.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí