Apasionante conferencia TED del neurocientífico David Eagleman | 30 MAR 15
¿Podemos crear nuevos sentidos para los humanos?
Una síntesis de biología y tecnología nos abre las puertas de mundos desconocidos.
5
8
TED

Como seres humanos, podemos percibir menos de una diez billonésima de las ondas de luz. "Nuestra experiencia de la realidad", dice el neurocientífico David Eagleman, "está limitada por nuestra biología". Él quiere cambiar eso. Su investigación sobre los procesos cerebrales le ha llevado a crear nuevas interfaces, como un chaleco sensorial, para procesar información inédita sobre el mundo que nos rodea.

Estamos hechos de cosas muy pequeñas, e inmersos en un gran cosmos, y no entendemos bien la realidad de ninguna de esas escalas, y eso se debe a que el cerebro no ha evolucionado para entender el mundo en esa escala.

En cambio, estamos atrapados en esta rebanada muy delgada de percepción justo en el medio. Pero es extraño, porque incluso en esa rebanada de realidad que llamamos hogar, no vemos gran parte de la acción que ocurre. Veamos los colores del mundo. Estas son ondas de luz, radiación electromagnética que rebota en los objetos y golpea receptores especializados en la parte posterior de los ojos. Pero no vemos todas las ondas que existen. De hecho, vemos menos de una diez billonésima parte de lo que existe. Hay ondas de radio, microondas rayos X y rayos gamma que atraviesan nuestros cuerpos ahora mismo y no somos conscientes de eso, porque no tenmos los receptores biológicos adecuados para detectarlos. Hay miles de conversaciones de teléfonos móviles y estamos completamente ciegos a eso. Pero no es que estas cosas sean inherentemente invisibles.

Las serpientes perciben rayos infrarojos las abejas rayos ultravioletas, y, claro, construímos máquinas en los tableros de nuestros autos para capturar señales en el rango de frecuencias de radio, y construímos máquinas en hospitales para capturar rayos X. Pero no podemos percibir esto solos, al menos no todavía, porque no venimos equipados con los sensores adecuados.

Esto significa que nuestra experiencia de la realidad se ve limitada por nuestra biología, y eso va en contra de la noción del sentido común de que la vista, el oído, el tacto apenas percibe la realidad objetiva circundante. En cambio, el cerebro muestrea solo una parte del mundo. 

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí