M-health | 06 AGO 14

Dispositivos móviles en medicina

Un estudio sobre cómo los estudiantes de medicina, médicos residentes y profesores sobre la utilización de smartphones y otros dispositivos móviles para encontrar información
7
1
Autor: Dres. Jill T. Boruff, Dale Storie J Med Libr Assoc. Jan 2014; 102(1): 22–30.

Introducción

Desde la llegada de los dispositivos Asistentes Personales Digitales más conocidos como PDAs, los dispositivos móviles (PDAs, smartphones y tablets) han sido ampliamente adoptados por profesionales médicos.

Estos dispositivos se están convirtiendo rápidamente en uno de los principales instrumentos para acceder a la información clínica, especialmente para jóvenes profesionales de la salud y estudiantes.

Muchos recursos médicos de diferente calidad están disponibles para estos dispositivos en los almacenes virtuales listos para ser descargados. Algunos son gratuitos, patrocinados por publicidad o han sido desarrollados por editores relativamente desconocidos, acrecentando las preocupaciones sobre la calidad de la información y la influencia de intereses económicos en el contenido.

Otras aplicaciones (Apps) son caras y en ocasiones representan un problema ya que algunas contienen información mal adaptada desde los textos de referencia y son de difícil uso en una pantalla pequeña.
Por otro lado si se pretende utilizar recursos móviles con licencia a nivel institucional es más complicado que simplemente descargar una aplicación o visualización de un sitio Web.

Aunque PDAs han existido desde hace más de un década, la introducción del iPhone, iPad, y otros smartphones y tablets, ha cambiado la forma en que accedemos a la información. Estos cambios han sido acompañados por un aumento de los estudios publicados sobre el uso de dispositivos móviles en medicina.

Hace dos años se efectuó una revisión literaria donde se reclutaron trabajos sobre funciones innovadoras de los smartphones en el campo de la medicina interna. Se han incluido en los criterios de búsqueda, entre otros, funciones relacionadas a la atención médica de los pacientes y educación médica continua.

La revisión halló sesenta artículos de investigación desde el 2007 hasta mayo del 2012. Este trabajo se presentó en la reunión anual de la Asociación de bibliotecas de medicina en Seattle, en el 2012.
Los investigadores, llegaron a la conclusión que era necesario seguir investigando para concluir sobre el uso real de las Apps en los dispositivos portátiles.

En tres estudios más recientes, los investigadores examinaron el uso de dispositivos móviles en el punto del cuidado, en estudiantes de medicina y profesionales, un tema de mayor interés hasta el momento. Estos estudios demostraron el uso frecuente de los dispositivos móviles como herramienta de acceso a la información y herramientas de gestión en la práctica clínica, así como herramienta de entrenamiento entre profesores, estudiantes y residentes, con una tendencia hacia un mayor uso entre los nuevos profesionales y aprendices. Sin embargo, estos estudios no mencionan algunos aspectos fundamentales en el manejo de la información.

El presente estudio fue diseñado para llenar esos vacíos de conocimiento a través de diferentes cuestionarios sobre el uso de dispositivos móviles en medicina:

Dentro de las motivaciones de los autores se encontraba la necesidad de evaluar cuál era el grado en que los estudiantes de medicina y médicos utilizaban sus dispositivos móviles para responder preguntas clínicas y para buscar información médica, además de lograr identificar los facilitadores y las barreras en el uso de estos dispositivos.


Métodos

Este estudio se basó en una encuesta realizada en la web con participantes de cuatro universidades canadienses: la Universidad de McGill, Universidad de Alberta, la Universidad de Calgary, y Universidad de Ottawa.

La encuesta fue desarrollada por tres bibliotecarios expertos en ciencias de la salud.

La primera página de la encuesta explicaba el proyecto. La encuesta fue abierta y se colectaron datos de enero de 2012 hasta abril de 2012. Se enviaba a los participantes dos mensajes de correo electrónico a modo de recordatorio.

La población objetivo fue el grupo de médicos, estudiantes y profesores de los cuatro centros universitarios de formación médica.

Se utilizaron métodos de estadística descriptiva y la información fue procesada utilizando el sistema SPSS 19.


Resultados

Del total de participantes, 1.210 personas respondieron la encuesta, con una tasa de  respuesta estimada del 6% al 8%.

La mayoría de los participantes informaron que poseían un dispositivo móvil (1.120, 92,6%). Por lo cual, este fue el número definitivo.

De los 1.092 participantes que proporcionó información demográfica, 169 fueron estudiantes de medicina del ciclo preclínico (15,5%), 93 fueron estudiantes avanzados (8,5%), 316 fueron médicos residentes (28,9%), 92 eran graduados (8,4%), 382 eran profesores e instructores clínicos (35.0%), y 36 no se incluían en ninguno de estos grupos (3,3%).

El grupo más grande de profesionales pertenecen a medicina interna  (124, 15,8%), medicina familiar (87, 11,1%), cirugía (77, 9,8%), ciencias básicas (73, 9,3%) y pediatría (63, 8,0%).

En general, la muestra fue representativa de la población combinada de la cuatro universidades, pero no era representativa cuando el resultados fueron desglosadas por cada institución, por ejemplo, la Universidad de Alberta tenía una mayor proporción de residentes en comparación con otros grupos de poblaciones, mientras que McGill tuvo más estudiantes de medicina.

Los dispositivos más utilizados fueron los de Apple, el 71,8% de los participantes contaban con un iPhone o iPod Touch y 42.1% contaban con un iPad. Un número considerable de participantes informaron tener tanto un smartphone como una tablet (41,8%), incluyendo más del 50% de los residentes.

Información sobre los dispositivos móviles y Apps o fuentes consultadas.


De todos los grupos de usuarios, los usos más reportados fueron los de obtener información sobre fármacos (73,5%), realizar cálculos (57,9%), y tomar notas (51,6%).

Sin embargo, un gran parte de los encuestados también utiliza estos dispositivos para buscar artículos de revistas (46.5%) y leer artículos de revistas (50,2%).

Residentes y estudiantes de medicina utilizan sus dispositivos para una amplia gama de actividades que en otros grupos; como el caso de más del 50% de los estudiantes de 3° y 4° año y residentes que reportaron haber usado sus móviles dispositivos para encontrar fármacos, guía de prácticas clínicas, acceder a información médica en el punto de atención, hacer cálculos, o realizar diagnósticos diferenciales.

Un total de 736 participantes seleccionaron sus preferencias respecto a las fuentes utilizadas para consumir información médica desde su dispositivo. Los participantes podían seleccionar más de una opción. Los preferidos fueron:

- UpToDate 139 (18.6%)
- Epocates 85 (11.4%)
- Medscape/eMedicine 85 (11.4%)
- Lexicomp 76 (10.2%)
- PubMed 51 (6.8%)
- DynaMed 42 (5.6%)
- PEPID 39 (5.2%)
- Medical calculator 37 (5.0%)
- Micromedex 13 (1.7%)
- General web/Internet 12 (1.6%)

En cuanto a las barreras y facilitadores para el uso de los dispositivos, mencionaron a la conexión inalámbrica insuficiente como una de las principales limitantes para buscar información en los lugares del trabajo (70,7%). Esto se puede entender si se toma en cuenta que en el momento de realización de esta encuesta, los hospitales y clínicas canadienses no contaban con  WiFi y algunos hospitales tenían puntos muertos en lo que respecta a cobertura en la red de los celulares.

El desconocimiento de los recursos disponibles y la falta de tiempo fueron los puntos mencionados en segundo nivel de importancia, entre todos los grupos.

¿Cuáles son las barreras que usted ha encontrado al acceder a recursos médicos en su dispositivo móvil?

A pesar de estos obstáculos, y otros mencionados en el artículo, el 91,3% de los participantes dijeron que tuvieron éxito en la búsqueda de la información que necesitaban, mientras que el 5,7% dijo que eran relativamente exitosas.

Sólo el 2,9% informó que no tenía éxito en las búsquedas de información. Este nivel de éxito es bueno teniendo en cuenta que más de un cuarto de los participantes (26,6%) reportaron pasar menos de un minuto en su búsqueda de información y el 92,6% pasó unos minutos o menos.

Los estudiantes (65,5%) y los médicos residentes (62,3%) eran más conscientes de los recursos móviles ofrecidos a través de la biblioteca de la institución respecto a otros participantes, y eran los menos conscientes de esto, los estudiantes de postgrado (17,7%).


Discusión

Mientras que los estudios anteriores han explorado una sola institución o un grupo limitado de usuarios, este es un estudio multicéntrico, con datos cruzados sobre el uso de dispositivos móviles en medicina.
Este estudio también revela los hábitos de búsqueda de esta población más detalladamente que estudios anteriores.

Está claro que los dispositivos móviles son muy adecuados para el uso en la práctica clínica, donde los médicos y estudiantes a menudo tienen que encontrar la información rápidamente. Si bien son valorados por todos los médicos, estos dispositivos parecían ser mayormente utilizados por quienes tienen un papel activo en las prácticas clínicas.

Este patrón de uso tiene sentido: los estudiantes y los residentes están todavía aprendiendo y necesitan buscar una gran cantidad de información.

UpToDate fue calificada por los participantes como el recurso favorito. Sin embargo, muchos de los recursos mencionados fueron los de acceso libre como Medscape y Epocrates.


Conclusión

Los resultados de esta encuesta demuestran que los estudiantes, médicos residentes, instructores clínicos, y profesores utilizan sus dispositivos móviles para responder a preguntas clínicas en una variedad de maneras. La portabilidad y el aumento de la potencia de estos dispositivos han facilitado la adopción más amplia, a pesar de las barreras descriptas. Las bibliotecas de las instituciones de salud, están haciendo un esfuerzo por incluir como servicio la accesibilidad a recursos utilizables en los dispositivos móviles.

Estos dispositivos tendrán una presencia cada vez mayor en la educación médica y en la práctica de la medicina, y las bibliotecas deben ser conscientes del impacto que estos dispositivos tienen sobre los servicios de la biblioteca y los modos en que los usuarios buscan información.

Comentarios
Si uno realizara una búsqueda bibliográfica en este momento, encontraría revisiones que incluyan nuevas Apps y fuentes de información, tal como el electrocardiógrafo portátil para IPhone que ha demostrado buenos resultados y está teniendo impacto en la comunidad médica.

Las nuevas tecnologías se expanden y las Apps para dispositivos portátiles, más allá de ser una oportunidad de negocio para los desarrolladores, abren el camino a nuevas funcionalidades y soporte en el punto de atención.

♦ Resúmen: Dr. Daniel Luna . Jefe del Dpto de Informática Hospital Italiano de Buenos Aires

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas: