¿No era la comida chatarra? | 11 MAR 13

Las momias egipcias ya tenían ateroesclerosis

Las enfermedades del corazón ya eran globales en un mundo sin tabaco ni comida basura.

Por Daniel Mediavilla 

 
El estudio de momias de todo el mundo muestra que la arteriosclerosis es un problema muy vinculado al envejecimiento, independientemente del estilo de vida.
 
Eran 137, hombres y mujeres. Vivieron en un mundo sin tabaco y sin comida basura, en el que los ríos aún no estaban contaminados por las actividades industriales y sin el estrés que se suele asociar a las sociedades modernas. Sin embargo, muchos de ellos, sobre todo los que tuvieron la fortuna de vivir más tiempo, sufrieron arteriosclerosis. Esta enfermedad, que está detrás de los ataques al corazón o la angina de pecho, se ha considerado durante mucho tiempo un mal derivado de los hábitos de vida actuales, pero el análisis de las momias del mundo antiguo puede hacer que esa imagen cambie.
 
En un estudio publicado en The Lancet, un equipo internacional de investigadores ha analizado mediante tomografía computerizada 137 momias de personas que vivieron en el antiguo Egipto, en Perú, en las praderas de Norteamérica antes de la llegada de los europeos y en las islas Aleutianas, cerca de Alaska. En 47 de ellas (el 38%) se encontraron signos de arteriosclerosis y la enfermedad aparece en mayor o menor medida en todos aquellos pueblos ancestrales. Además, el análisis muestra que existe una correlación positiva entre la edad de la muerte y la arteriosclerosis. Así, la media de edad de las personas momificadas que fallecieron con arteriosclerosis es de 43 años, mientras que los que no la llegaron a sufrir expiraron con 32 años de media.
 
Los estudios médicos de las enfermedades de momias egipcias no son algo nuevo. Hace más de 150 años, en 1852, Johann Nepomuk Czermak ya publicó un análisis microscópico de tejidos de momias egipcias, pero ahora, las técnicas modernas de imagen han permitido profundizar en el conocimiento de la salud de aquella civilización. Sin embargo, se ha planteado la duda sobre el sesgo de ese tipo de estudios. Al fin y al cabo se trataba solo de un pueblo y se pensaba que, normalmente, las personas momificadas pertenecían a las clases altas, con más acceso a comidas ricas en grasa y, por lo tanto, más propensas a problemas cardiovasculares.
 
«La nutrición no es insignificante [en la aparición de la arteriosclerosis], pero ciertamente esa no es toda la historia» RANDALL THOMPSON, investigador del Saint Luke's Mid America Heart Institute
 
 
 
El nuevo análisis extiende el ámbito de estudio por todo el mundo, a sociedades agrarias de América, como la de los humanos que vivían cerca de los desiertos costeros del actual Perú, hasta otros grupos que ni siquiera habían adoptado la agricultura y se alimentaban con la recolección de frutos silvestres y la caza, como los indios Pueblo que habitaban el Cañón del Colorado o los Unangan que poblaban las islas Aleutianas, cerca de Alaska. Pese a la diversidad de su gen&ea
 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022