Actualización | 12 AGO 13

Tratamientos para la neuropatía diabética

Actualizan los datos sobre los dos escenarios terapéuticos inherentes a la neuropatía diabética: la modificación de la enfermedad y el control del dolor.
14
43

Introducción

El término neuropatía diabética abarca los trastornos de los nervios periféricos que sufren las personas con diabetes mellitus y puede clasificarse, en sentido más amplio, como simétrica o asimétrica. Las neuropatías simétricas incluyen la polineuropatía diabética sensitivomotora (la forma más frecuente) y la neuropatía hipoglucémica, entre otras. Las neuropatías asimétricas comprenden las mononeuropatías de los miembros superiores (síndrome del túnel carpiano, síndrome del túnel cubital y plexopatía braquial), las parálisis nerviosas de los pares craneales III y VI, las mononeuropatías de los miembros inferiores (parálisis del nervio peroneo), la plexorradiculoneuropatía diabética lumbosacra y la radiculopatía troncal. La evaluación de las neuropatías asimétricas siempre requiere la exclusión de otros diagnósticos diferenciales. La mayor parte de las mononeuropatías no compresivas se resuelven espontáneamente con el tiempo, sin que existan hasta el momento intervenciones específicas para mejorar la recuperación de la neuropatía. Es posible que estos trastornos se deban a microvasculitis de las fibras nerviosas.

Polineuropatía diabética sensitivomotora

La forma más común de neuropatía diabética es la polineuropatía diabética sensitivomotora (PDSM). Otros diagnósticos que deben excluirse son polineuropatía desmielinizante inflamatoria crónica, deficiencia de vitamina B12, paraproteinemia, otros tipos de polineuropatía como la familiar, y las asociadas a tóxicos, hipotiroidismo, neoplasias, etanol y síndrome urémico. Los síntomas de la PDSM pueden ser positivos o negativos. Los síntomas positivos consisten generalmente en parestesias y dolor distal en los miembros inferiores, que los pacientes suelen describir como quemazón, hiperestesia y alodinia. Los síntomas negativos suelen manifestarse como entumecimiento, pérdida de las sensaciones táctiles, insensibilidad a los cambios de temperatura, inestabilidad al deambular y caídas, artropatía neuropática, y traumatismos del pie que pasan inadvertidos y pueden dar lugar a infecciones, úlceras y amputaciones.

Es importante tener en cuenta que una cuarta parte de los pacientes con PDSM presentan un cuadro de  depresión significativa persistente que puede requerir un tratamiento específico. La PDSM es un trastorno prevalente en las personas con diabetes; puede llegar a afectar hasta un 27.6% de los sujetos diabéticos y un 13% de los pacientes con intolerancia a la glucosa (un estado prediabético), lo que sugiere que la prediabetes también se asocia a la aparición de neuropatía.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021