La Web | 07 SEP 06

Circula información errónea en Internet

Circula en Internet un mail con falsos consejos sobre cómo auto ayudarse ante un ataque al corazón.
Fuente: Clarín 

El mail indica toser vigorosamente como maniobra de resucitación cardiopulmonar. Según los especialistas, esta es una estrategia en evaluación para situaciones muy específicas. Actualmente no hay evidencia científica suficiente para su difusión generalizada.

Desde 1999 circula en Internet, y está dando vueltas actualmente por estas latitudes, un mensaje con una técnica (implica toser en forma vigorosa) para sobrevivir a un ataque del corazón si se está solo. Pero el mail no nombra ningún estudio científico ni cardiólogo de renombre y la institución médica que supuestamente lo avala lo niega en un comunicado. Simplemente es un falso consejo que muchas personas pueden llegar a tomar en cuenta por lo que los especialistas dan el alerta y explican porqué no hay que creerle.

El mail dice: " Digamos que son las 6:15 p.m. y estás solo, manejando a casa, después de un día difícil en el trabajo. Te sientes cansado, frustrado, estresado y molesto. De pronto experimentas un fuerte dolor en tu pecho y se difunde hacia tu brazo y hacia arriba en tu mandíbula. Estás solo, a 8 Km. del hospital más cercano. Te han entrenado en RCP ( reanimación cardiopulmonar ) pero el instructor del curso no te dijo cómo aplicártelo a ti mismo. ¿Cómo sobrevivir a un ataque al corazón cuando te encuentras solo?. Respuesta: No tenga pánico, comience a toser repetida y vigorosamente, intercalando respiraciones profundas hasta que llegue la ayuda". Este material, supuestamente publicado en el nº 240 del Journal of General Hospital Rochester de Estados Unidos, fue desestimado por la propia institución que incluso solicita ayuda mediante un comunicado para "combatir la proliferación de esta información falsa".

Según este correo, "las respiraciones profundas llevan oxígeno a los pulmones y los movimientos al toser comprimen el corazón y mantienen la sangre circulando. La presión sobre el corazón también lo ayuda a recuperar su ritmo normal. De esta manera, las víctimas de un ataque al corazón pueden llegar al hospital". Consultado por Clarín.com, Matías Fosco, director del Curso Universitario de Apoyo Vital Cardiaco de la Universidad Favaloro , destaca que " es verdadero que el mecanismo de la tos, al incrementar la presión intratorácica, puede actuar de manera similar al masaje cardíaco externo en algunos aspectos". Sin embargo, aclara, es posible que esta maniobra sea útil para el soporte vital durante un corto período de tiempo en pacientes ya entrenados en el reconocimiento de los síntomas que anteceden inmediatamente a la pérdida del conocimiento (pacientes con antecedentes previos de pérdida de conocimiento por arritmia cardiaca severa)".

Por otra parte, agrega el especialista de la Universidad Favaloro, "el acceso a la atención médica de emergencia en estos casos, dependerá de la posibilidad de activar el sistema mediante una modalidad simple, por ejemplo la compresión de un botón, ya que la víctima no podrá realizar llamada telefónica ni desplazarse por sus propios medios. En el caso de pacientes internados, puede ser razonable su utilización sólo en aquellos que se encuentran bajo monitoreo cardiológico continuo, como puente hasta las maniobras médicas avanzadas específicas". En la actualidad, afirma, la tos como maniobra de resucitación cardiopulmonar es una estrategia en evaluación para situaciones muy específicas de paro cardiorrespiratorio, sin evidencias actuales suficientes para su difusión generalizada.

Sobre las posibilidades que tiene el paciente de actuar por sus propios medios, p rimero, aclara el cardiólogo Alberto Alves de Lima, Director Médico de la Fundación Cardiovascular de Buenos Aires, hay que contextualizar el tema; "si una persona sufre de un ataque cardíaco -se trata de un infarto- tiene que ir al hospital más cercano lo antes posible. En estos momentos nada puede hacer el paciente. Si la persona tiene un ataque cardíaco seguido de paro cardiocirculatorio ya sea por baja frecuencia cardíaca (bradicardia extrema) o arritmia ventricular (Fibrilación Ventricular), el paciente no se entera, cae desplomado, pierde la conciencia. En estos casos tan extremos es crucial una resucitación (RCP), pudiendo este ser un factor clave entre la vida y la muerte del paciente".

La versión que circula en la web, recalca a Clarín.com el doctor Alves de Lima , "no tiene soporte científico de ninguna manera. Si bien la tos es útil en cuanto aumenta la presión intratorácica (lo único cierto), jamás puede ser aplicada en una situación de ataque cardiaco con paro cardiocirculatorio y cuando no hay paro cardiocirculatorio el paciente debe ser llevado inmediatamente al centro de salud más cercano lo antes posible". Tanto la American Hearth Association como La Cruz Roja Americana afirman no suscribir a la técnica de resucitación por tos descripta en Internet y declaran que: "su uso está limitado a situaciones clínicas en las cuales el paciente tenga un monitor cardíaco, la maniobra a ejecutar pueda reconocerse antes de la pérdida de conocimiento y el paciente pueda toser con suficiente fuerza. Al día de hoy, la investigación científica concerniente a esta técnica de resucitación es insuficiente".

Pero, ¿cómo anticiparse entonces a la situación?. Al respecto, aclara la doctora Laura Brandani, Jefa del área de Prevención Cardiovascular de la Fundación Favaloro , "e l paciente debe sospechar que algo está ocurriendo cuando aparecen dolores en el pecho o espalda de tipo opresivos, de intensidades variables, con irradiaciones a cuello, mandíbula, dientes y brazos. Debe estar alertado a pérdidas de conciencia fugaces, sensación de ahogo o falta de aire de comienzo súbito, sudoración fría brusca y generalizada, sensación de desasosiego o de muerte inminente. Todo esto sobretodo si el paciente ya ha tenido antecedentes de un evento cardiovascular".

Ante la sospecha de un ataque cardíaco, l o que se recomienda, explica el doctor Fosco, "es la inmediata consulta a un Sistema de Emergencias Médicas (SEM) a domicilio (disponible a través de cobertura social, o sistema público de salud, por ejemplo SAME) activado mediante llamada telefónica. Sólo en caso de no contar con la posibilidad de activar un SEM domiciliario, entonces se recomienda desplazarse por propios medios, (en lo posible manejando el vehículo una tercera persona para evitar consecuencias para terceros en la vía pública), para consultar en Emergencias del Centro de Salud más cercano. Hay que remarcar que cualquiera sea la modalidad de consulta, debe ser realizada en forma muy precoz".

Desafortunadamente la sobreviva a un paro cardíaco sigue siendo muy escasa aún en ciudades con asistencia médica avanzada de emergencia, afirma la doctora Brandani y agrega: "la sobreviva hospitalaria sin daño neurológico es menor al 5%". Por eso, según la profesional, es "muchísimo más útil que se aleccionen a las personas en general y sobretodo a las que se encuentran en lugares de mucho tránsito, a realizar adecuadamente maniobras de resucitación cardiopulmonar y cómo manejarse en una emergencia para que se puedan evitar desorganizaciones que dificultan el rápido manejo de la situación y nadie se olvide, por ejemplo, de llamar a emergencias mientras otra persona asiste al caído".

Siempre la prevención es el mejor camino. Y para ello el doctor Alves de Lima aconseja, diariamente, controlar los factores de riesgo asociados: diabetes, hipertensión, tabaquismo, tener colesterol bajo, hacer actividad física y comer sano. Por otra parte, hay que tener cuidado con la información que circula por Internet. S eguir cualquier consejo que llega a través de una cadena de mails puede ser perjudicial para la salud. Siempre es necesario consultar con el médico y no tomar medidas por cuenta propia sin el correcto asesoramiento profesional.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2020