Experiencias prenatales | 10 NOV 04

Los Sentidos Fetales

El útero materno es un ambiente óptimo, estimulante, e interactivo para el desarrollo humano. La actividad nunca cesa y el feto no está nunca aislado.
Autor/a: Dra. Alicia M. Lapidus *  
Desarrollo

Sensibilidad al Tacto

El útero materno es un ambiente óptimo, estimulante, e interactivo para el desarrollo humano. La actividad nunca cesa y el feto no está nunca aislado. El tacto, el primer sentido, es la piedra angular de la experiencia humana y de la comunicación, que comienza en el útero. (Montagu 1978)

Justo antes de la 8ª semana de edad gestacional, la primera sensibilidad al tacto se manifiesta por una serie de movimientos para evitar un simple toque de un pelo sobre la mejilla. Desde esta temprana edad, los experimentos con un toque de cabello sobre varias partes del cuerpo embrionario muestran que la sensibilidad cutánea se extiende al área genital (10ª semanas), palmas (11ª semanas), y plantas de los pies (12ª semanas). Estas áreas  de primeras sensibilidades serán aquellas que tendrán el mayor número y variedad de receptores sensoriales en el adulto. A las 17ª semanas todas las partes del abdomen y nalgas son sensibles. La piel es un complejo maravilloso, que contienen cientos de variedades de células que parecen especialmente sensibles al calor frío, presión y dolor. A las 34ª semanas casi todo el cuerpo es sensible a un ligero toque de un solo pelo.

El Feto en Movimiento

El primer movimiento dramático, que simboliza por si mismo a la vida es, el primer latido cardíaco a las tres semanas postconcepcional. Esta actividad rítmica continúa mientras que las válvulas, las cámaras y todas las otras partes y conexiones están en construcción, ilustrando un factor importante acerca del desarrollo: las partes son puestas en servicio tan pronto cuando están disponibles. Más aún el uso es necesario.

Entre la 6ª y la 10ª semana, el cuerpo fetal irrumpe en movimiento, adquiriendo movimientos de de la cabeza, brazos y piernas de estiramiento y de rotación. Las manos a la cabeza y los movimientos de las manos a la boca, abrir la boca, cerrarla y tragar, todos estos movimientos están presentes a las 10ª semanas (Tajan y Ianniruberto, 1990). Alrededor de las 14ª semanas el repertorio completo de movimientos fetales durante la gestación están ya en evidencia (de Vries, Visser, y Prechtl, 1985). Los movimientos son espontáneos, endógenos y típicamente cíclicos entre la actividad y el reposo. Los movimientos respiratorios y del maxilar han comenzado. Las manos están ocupadas interactuando con otras partes del cuerpo y con el cordón umbilical.

Desde esa temprana etapa en adelante, los movimientos son una actividad primaria, algunas comenzaron espontáneamente otra provocadas. Los movimientos espontáneos más tempranos, ocurren probablemente expresando intereses y necesidades personales. Movimientos evocados reflejan sensibilidad al medio ambiente. Por ejemplo entre las 10ª y 15ª semanas (e.g), cuando la madre se ríe o tose, el feto se mueve segundos después.
El sistema vestibular, destinado  para registrar los movimientos de la cabeza y cuerpo como también la tracción de la gravedad, comienza su desarrollo alrededor de las 8ª semanas. Esto requiere la construcción de seis canales semicirculares, estructuras llenas de líquido en los oídos que son sensibles a la aceleración y desaceleración angular, y ayuda a mantener la estabilidad.

El Gusto y el Olfato

Las estructuras para el gusto están disponibles alrededor de las 14ª semanas (e.g) y los expertos creen que el gusto comienza en ese momento. Tests muestran que el tragar aumenta con los dulces y disminuye con lo amargo y lo ácido. En el espacio líquido del útero, un rango de gustos están presentes incluyendo los ácidos lácticos, pirúvico y cítrico, creatinina, urea, aminoácidos, proteínas y sales. Evaluaciones realizadas en el nacimiento muestran exquisitas discriminaciones del gusto y preferencias definidas.

Hasta hace poco no se le daba importancia a las posibilidades de poder oler en el útero, desde que los investigadores presumieron que el olfato dependía del aire y la respiración. El sistema quimiorreceptor nasal es más complejo de lo esperado y está compuesto por cuatro subsistemas: el olfativo propiamente dicho, el trigeminal, el vomeronasal, y el sistema terminal que provee el ingreso del complejo sistema olfativo al feto.

La nariz se desarrolla entre las 11ª y 15ª semanas. Muchos compuestos químicos pueden atravesar la placenta para unirse al líquido amniótico proveyendo al feto el gusto y los olores. El liquido amniótico que rodea al feto baña las cavidades orales, nasales y faringeas y los bebés lo respiran y lo tragan, permitiendo el acceso a los receptores de varios sistemas quimiosensoriales: el gusto brota en tres lugares, epitelio olfativo, sistema vomeronasal, y el trigeminal (Smotherman y Robinson, 1995).
 
Las asociaciones formadas en el útero pueden alterar el comportamiento fetal y seguirlo en la vida postnatal. La evidencia del aprendizaje directo e indirecto de los olores ha sido reevaluado por Schaal, Oregur y Rogan (1995). Ellos señalan un extraordinario rango de componentes odoríferos disponibles, con un promedio de 120 en muestras de líquido amniótico. Además, productos de la alimentación materna atraviesan la placenta y en la sangre que fluye en los capilares de la mucosa nasal. Por lo que la experiencia prenatal con olores de ambos orígenes, probablemente prepara el sistema sensitivo para buscar ciertos olores. En un experimento, los bebes registraron cambios en la respiración fetal y frecuencia cardíaca cuando las madres tomaban café, ya sea descafeinado o no. Los recién nacidos son atraídos hacia el olor de la leche materna, aunque no habían tenido experiencia previa o de señales que aprendieron en la vida intrauterina.

*La Dra. Alicia Lapidus es editora responsable de IntraMed en la especialidad de Tocoginecología.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas:
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2020