Manejo de la sangre | 03 AGO 18
Cinco cosas que los médicos deberían cuestionar en Hematología
Recomendaciones de la iniciativa Chgoosing Wisely para evitar el uso irracional de recursos
1
Fuente: Society for the Advancement of Blood Management  Five Things Physicians and Patients Should Question

 

1. No proceda con cirugía electiva en pacientes con anemia correctamente diagnosticada y corregible hasta que la anemia haya sido tratada adecuadamente.

La anemia es común y se presenta en aproximadamente un tercio de los pacientes sometidos a cirugía electiva. A menudo existe el concepto erróneo de que la anemia es inofensiva, cuando, de hecho, se asocia independientemente con una morbilidad y mortalidad significativa que puede ser tan alta como 30-40% en ciertas poblaciones de pacientes. El tratamiento de la anemia mejora la preparación del paciente para la cirugía, ayuda a controlar las enfermedades comórbidas, disminuye la duración de la internación y las tasas de reingresos, y reduce los riesgos de transfusión. Las modalidades de tratamiento pueden incluir suplementos nutricionales, como hierro, B12 y folato, cambios en la medicación, manejo de condiciones inflamatorias crónicas o malignidad no diagnosticada previamente, u otras intervenciones basadas en la etiología.

 

2. No realice análisis de sangre de laboratorio a menos que esté clínicamente indicado o sea necesario para el diagnóstico o el tratamiento para evitar la anemia iatrogénica.

Hasta el 90% de los pacientes se vuelven anémicos el día 3 en la unidad de cuidados intensivos. Aunque las pruebas de laboratorio pueden ayudar en el diagnóstico, pronóstico y tratamiento de la enfermedad, un número significativo de pruebas son inapropiadas o innecesarias. La anemia secundaria a la pérdida de sangre iatrogénica causa una mayor duración de la internación y la mortalidad. El aumento de las flebotomías para las pruebas de laboratorio también aumenta las probabilidades de transfusión y sus riesgos asociados. Las pruebas de laboratorio innecesarias aumentan el costo de la atención a través de pruebas de laboratorio y también aumentan los costos posteriores debido a intervenciones innecesarias, prescripciones, etc. Por lo tanto, se recomienda el uso juicioso de las pruebas de laboratorio y no se deben realizar pruebas en ausencia de indicaciones clínicas.

 

3. No transfunda plasma en ausencia de hemorragia activa o pruebas de laboratorio significativas de coagulopatía.

Estudios recientes demuestran que el plasma a menudo se transfunde inapropiadamente. En ausencia de sangrado activo o evidencia clara de coagulopatía, la literatura actual no muestra una reducción en la pérdida de sangre o los requisitos de transfusión con el uso de plasma, pero muestra un mayor riesgo de eventos adversos asociados a la transfusión como lesión pulmonar aguda relacionada con transfusión, transfusión sobrecarga circulatoria asociada y reacciones alérgicas. Estos eventos adversos asociados a la transfusión conducen a peores resultados y un mayor costo de la atención.

 

4. Evite la transfusión cuando los medicamentos antifibrinolíticos estén disponibles para minimizar el sangrado quirúrgico.

Se ha demostrado que la terapia farmacológica antifibrinolítica reduce la pérdida de sangre y los requisitos de transfusión en cirugías ortopédicas y cardiovasculares. La administración temprana de ácido tranexámico, específicamente dentro de las tres horas, en trauma y hemorragia obstétrica reduce significativamente la mortalidad y el sangrado.

 

5. Evitar la transfusión, fuera de emergencias, cuando hay estrategias alternativas disponibles como parte del consentimiento informado; hacer que la discusión de alternativas sea parte del proceso de consentimiento informado.

La elección / consentimiento informado con respecto a la transfusión y otros métodos efectivos se deben estandarizar y entregar de manera consistente. En todo el mundo, existe una amplia variación entre médicos y hospitales con respecto al conocimiento médico sobre los verdaderos riesgos de la transfusión, alternativas a la transfusión y la entrega de esta información a los pacientes. Fuera de la situación clínica verdaderamente emergente, la transfusión debe evitarse o limitarse cuando hay otras intervenciones disponibles. Las estrategias alternativas incluyen, pero no se limitan a, agentes farmacológicos, rescate celular, hemodilución normovolémica y técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí