Es dudoso que los alimentos bajos en grasas ayuden a perder peso | 23 MAR 18
No está comprobado que los productos light ayuden a adelgazar
Las expectativas de pérdida de peso asociadas a estos productos no han sido confirmadas
1

Los alimentos y productos light representan una oferta de la industria alimentaria que trata de dar respuesta a las expectativas de una población que ha ido ganado peso en las últimas décadas. Se considera que un producto alimenticio es light o ligero si alguno de sus nutrientes ha sido reducido como mínimo en un 30% respecto al producto original; esta reducción debe declararse en el etiquetado.

El reclamo de la etiqueta light, basado en la reducción de calorías de los productos, contiene la promesa de una inestimable ayuda para adelgazar. Lo que en su día fue una incipiente moda de lo light se ha consolidado como un hábito de consumo de productos ligeros. Sin embargo, las expectativas de pérdida de peso asociadas a estos productos no han sido confirmadas.

Mensaje incierto
“El consumo de alimentos y productos light reduce el peso”

Evaluación

El mensaje evaluado se considera incierto o dudoso porque no se sabe si los productos light o ligeros ayudan o no a que las personas que los consumen habitualmente realmente adelgacen, ya que no se han identificado estudios que analicen directamente este efecto.

La evaluación del mensaje se ha centrado en los estudios disponibles, que se limitan a analizar algunos alimentos o productos reducidos o libres de grasas, azúcares o calorías, dentro de los cuales es posible que se incluyan algunos alimentos o productos light.

En concreto, se han evaluado los efectos de dos tipos alimentos: los reducidos en grasas y los que contienen edulcorantes reducidos en calorías. En el primer caso, la evaluación muestra que es dudoso que los alimentos bajos en grasas ayuden a perder peso, mientras que en el segundo caso el consumo de alimentos con edulcorantes bajos en calorías podría ayudar a reducir ligeramente el peso.

Informe científico

Los estudios realizados para comprobar si el consumo de lácteos (leche, queso, yogur, mantequilla) ligeros en grasas muestran resultados discordantes. Una revisión de estos estudios (con metaanálisis de sus resultados, es decir, con su análisis conjunto) indica que el consumo de estos productos no se asocia con cambios en el peso. Solo el consumo de yogur light parece asociarse con un ligero efecto beneficioso. Con todo, hacen falta más estudios y de más calidad para evaluar mejor estos efectos.

Por otro lado, la revisión de los estudios disponibles (particularmente algunos ensayos clínicos) indica que la sustitución de alimentos de elevada densidad calórica por alimentos con edulcorantes bajos en calorías produce una ligera reducción en el peso corporal.

Confianza en los resultados de la investigación

La confianza los resultados que indican que el consumo de lácteos bajos en grasa no se asocia con cambios en el peso corporal es muy baja. Esto es debido a que los estudios son observacionales y, además, tienen otros problemas de calidad. Por ello, no se sabe realmente si el consumo de lácteos bajos en grasa reduce el peso o no.

Por otra parte, la confianza en los resultados que muestran que el consumo de alimentos con edulcorantes bajos en calorías produce una leve reducción en el peso corporal es baja. Esto es debido a que los resultados son heterogéneos y los estudios tienen problemas en su realización.

Algunos mensajes clave

A continuación, se resaltan algunos mensajes importantes reflejados en la evaluación:

  • No se han identificado estudios que analicen directamente el efecto que podría tener el consumo de alimentos o productos light en el peso.
     
  • Para prevenir la obesidad, la Organización Mundial de la Salud recomienda mantener una dieta saludable con una baja ingesta en grasas; sustituir las grasas saturadas por las insaturadas; aumentar el consumo de frutas, hortalizas, legumbres, cereales integrales y frutos secos, y reducir la ingesta de azúcar y sal. No obstante, no consideran o no se mencionan específicamente a los alimentos o productos light.
     
  • La guía de recomendaciones dietéticas de EE UU de 2015 aconseja un patrón de consumo saludable, que incluye entre otras estrategias: consumir productos libres o reducidos en grasas (1%), incluyendo leche, yogurt, queso, y bebidas de soja; consumir agua en vez de bebidas azucaradas, y elegir bebidas con bajo contenido en azúcares añadidos.
 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí